Las lluvias dan una tregua en Brasil y llegan toneladas de ayuda humanitaria

  • Brasilia, 10 may (EFE).- Las fuertes lluvias que han castigado a vastas regiones del norte y noreste de Brasil dieron una tregua hoy, al tiempo que toneladas de ayuda llegaron a las ciudades más afectadas, en las que unas 180.000 personas han sido desalojadas.

Brasilia, 10 may (EFE).- Las fuertes lluvias que han castigado a vastas regiones del norte y noreste de Brasil dieron una tregua hoy, al tiempo que toneladas de ayuda llegaron a las ciudades más afectadas, en las que unas 180.000 personas han sido desalojadas.

Según el último balance de Defensa Civil, además de las personas desplazadas, otras 44 han perdido la vida debido a las trombas de agua o los deslizamientos de tierra ocurridos durante las últimas dos semanas en unos 320 municipios.

Durante el día de hoy, aviones de la Fuerza Aérea Brasileña aprovecharon la mejora del tiempo para distribuir 7,5 toneladas de alimentos y otras ocho toneladas de medicamentos, ropas y colchones en el estado de Maranhão, el más golpeado por el fenómeno climático.

En esa región del noreste hay casos dramáticos, como el de la ciudad de Trizidela do Vale, que tiene unos 180.000 habitantes y está inundada en un 90 por ciento por el desborde del río Mearim, que ha superado en seis metros su nivel normal.

La mayoría de los pobladores de Trizidela do Vale permanecía en sus casas, que sólo podía abandonar en botes, pero unas 9.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares.

Según la Agencia Brasil (oficial), "agencias bancarias, oficinas de correos, farmacias y hasta el cementerio" fueron cubiertas por las aguas en Trizidela do Vale.

En otras ciudades de Maranhão fue preciso desplegar a la policía para evitar saqueos en casas abandonadas por sus dueños.

De las 180.000 personas que han debido dejar sus hogares, unas 65.000 son de Maranhão, que es el estado que presenta la situación más crítica, según las autoridades.

Funcionarios del Ministerio de Integración Nacional visitaron durante el fin de semana varias de las zonas inundadas a fin de establecer las necesidades económicas de cada región.

Las lluvias han azotado con fuerza a los estados de Ceará, Maranhão, Amazonas, Bahía, Alagoas, Paraiba, Pernambuco, Santa Catarina, Piauí, Río Grande do Norte y Pará.

Según fuentes oficiales, las pérdidas económicas causadas por las precipitaciones, que en algunas regiones del país son las mayores que se han registrado desde mediados de la década de los años 50, son superiores a los 1.000 millones de reales (unos 482 millones de dólares).