Regionalistas del Eje del Ebro apuestan por las infraestructuras para desarrollar la "potencialidad" de su comunidad

PRC, PAR, PR y CDN acuerdan en Santander crear un Grupo de Trabajo sobre infraestructuras comunes

PAMPLONA, 18 (EUROPA PRESS)

Los partidos regionalistas de Aragón, Cantabria, La Rioja y Navarra consideran que el Valle del Ebro "tiene una extraordinaria potencialidad económica y social que se debe desarrollar mediante la ejecución de una serie de infraestructuras que permitan garantizar el futuro de las cuatro comunidades autónomas". En una reunión en Santander acordaron crear un Grupo de Trabajo sobre infraestructuras comunes.

En el encuentro, representantes del PRC, del Partido Aragonés, del Partido Riojano y de Convergencia de Demócratas de Navarra trataron el futuro del espacio territorial que es el Valle del Ebro, un área que ocupa el 12,5 por ciento de territorio nacional y aporta el 5,5 por ciento del Producto Interior Bruto, informó CDN en un comunicado.

En la reunión, el CDN estuvo representado por su presidente, José Andrés Burguete; el vicepresidente primero y consejero de Educación del Gobierno navarro, Carlos Pérez-Nievas; Luis Ibero, vocal del Gabinete Ejecutivo; y Miguel Ángel Larráyoz, coordinador del Consejo del partido. El Partido Riojano estuvo representado por su secretario general, Javier Sáenz-Torre, y por el responsable de Organización y Acción Electoral, Rubén Gil.

El Partido Aragonés estuvo representado por el presidente de la Comisión Sectorial de Fomento, Carlos Franco; y Armando Zornoza, presidente de la Comisión Sectorial de Desarrollo Sostenible. Por parte del PRC, participaron el vicesecretario general, Rafael de la Sierra; el secretario de Organización, Fernando Fernández; el responsable de Formación, Pedro Hernando; y Francisco Sierra, miembro de la Ejecutiva.

Los representantes regionalistas coincidieron en la necesidad de trabajar conjuntamente para la mejora de las infraestructuras sociales y productivas, entre las que se encuentran las redes viarias, ferroviarias, fluviales y marítimas.

En este sentido, se acordó la creación de un Grupo de Trabajo con el compromiso de elaborar un primer documento sobre infraestructuras comunes que tendrá como base el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes (PEIT). Este Grupo de Trabajo se reunirá en Pamplona el próximo 3 de julio.

Así, el esquema del documento partirá de un análisis general de Eje del Ebro como un espacio social, político y cultural para luego descender a un estudio pormenorizado de las infraestructuras comunes que conecten este corredor con Europa, a través de Francia, y el Mediterráneo.

Dentro de las reivindicación viarias, se destacaron la Autovía del Pirineo (de Pamplona a Huesca), la carretera N-232, que soporta el tráfico procedente de la Cornisa Cantábrica (Santander, Bilbao y Vitoria) hacia el Mediterráneo, el tren de alta velocidad y la potenciación del Puerto de Santander, además de la Autovía Dos Mares.

El encuentro sirvió también para constatar que la gestión pública "es más eficaz cuando los regionalistas forman parte de los gobiernos autonómicos que cuando sólo gobiernan partidos de ámbito nacional".

Asimismo, se puso de relevancia "la conveniencia de considerar, como una alternativa posible, la fórmula del convenio con el Estado para que las infraestructuras de interés general se puedan realizar por la propia Comunidad Autónoma afectada".

Tras la reunión, los representantes regionalistas del Eje del Ebro celebraron un almuerzo con el secretario general del PRC y Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, con quien trataron varios asuntos de interés común.