La investigación de la explosión de gas en Granada continúa abierta con la toma de declaración a los vecinos

GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía continúan hoy con la investigación sobre la explosión de gas registrada ayer en una vivienda del barrio de Cartuja, en Granada capital, con la toma de declaración a familiares y vecinos del hombre que se encontraba manipulando una bombona de butano cuando ocurrió el suceso y que resultó herido grave.

Fuentes policiales informaron a Europa Press de que este hombre de 62 años no es un técnico del gas como apuntaron en un principio los bomberos, sino que se trata de un inquilino del inmueble, aunque se desconoce por el momento la razón por la que estaba manipulando la bombona de butano puesto que el edificio está dotado con instalaciones eléctricas.

Los agentes no descartan una intención de suicidio, aunque esta hipótesis no está en ningún caso confirmada, dado que aún no se ha podido tomar declaración al hombre, que permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital de Traumatología de la capital, donde evoluciona favorablemente de sus lesiones, por lo que no se descarta que sea trasladado a planta a lo largo de la jornada, informaron fuentes sanitarias.

La explosión de gas le produjo quemaduras de segundo y tercer grado en la cara y el tórax, así como una fractura facial que le provocó la pérdida de varios dientes.

La otra mujer afectada de 28 años, hija del hombre que falleció a consecuencia del suceso, permanece en la sala de reanimación tras haber sido intervenida quirúrgicamente en un pierna por una fractura de fémur.

La explosión se produjo sobre las 9,00 horas en el interior de una vivienda situada en la esquina de las calles García Morato con Cardenal Parrado de la capital, aunque la onda expansiva ha provocado daños en los inmuebles cercanos, tanto frontales como laterales.

Una de las vecinas de la zona, Purificación Ramos, explicó a los periodistas que presenció la explosión desde lejos cuando se dirigía a la parada del autobús como cada día. Afortunadamente "se había retrasado un poco", ya que de lo contrario "la explosión le hubiera pillado de lleno".

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, ha explicado que una vecina solicitó ayer ayuda al Ayuntamiento porque la explosión había destruido la puerta principal de su vivienda y "le daba miedo" pasar la noche en esas condiciones.

La Concejalía de Mantenimiento envió a varios operarios que solucionaron el problema de forma temporal para propiciar que la vecina afectada pudiera descansar en su vivienda.

Torres Hurtado se mostró dispuesto a ayudar a los afectados en todo lo necesarios, si bien matizó que la investigación continúa abierta para depurar las distintas responsabilidades en el suceso.