Ocho niños mueren y tres están en el hospital por una circuncisión mal practicada

JOHANESBURGO, 28 (EUROPA PRESS)

Ocho niños han muerto y otros tres se encuentran ingresados en el hospital después de unas operaciones de circuncisión que salieron mal y que fueron practicadas en su propio colegio en la provincia sudafricana de Mpumalanga.

Uno de los menores falleció en el hospital de la ciudad de Kwamhlanga, mientras que los otros siete fueron hallados muertos por las autoridades sanitarias en la escuela, informa la BBC.

Aunque es extraño encontrar casos de grupos de niños muertos a la vez por operaciones de circuncisión, en cambio sí se informa de vez en cuando de algunos fallecimientos por intervenciones mal practicadas. En la mayoría de los casos se debe a la utilización de instrumental no esterilizado o a cortes mal hechos que hacen que el paciente se desangre.

En total, 15 niños han sido ingresados en el hospital de Kwamhlanga desde el pasado sábado, según informaron las autoridades sanitarias de la provincia a la Agencia de Prensa Sudafricana. De ellos, 11 fueron dados de alta unas horas después y tres continúan en tratamiento, mientras que otro falleció.

Por otro lado, también se encontraron siete cadáveres en la escuela de Primaria donde estudiaban los menores, desde donde se había llamado a una ambulancia.

"En este momento no estamos en posición de decir qué mató a los niños, pero los tres que continúan en el hospital mostraron síntomas de excesiva pérdida de sangre", explicó un portavoz del departamento sanitario de la provincia, Mpho Gabashane, al periódico local 'Times'.

Las autoridades ya están trabajando con los líderes tribales de la zona para asegurar que el instrumental sea el adecuado para evitar en lo posible la pérdida de vidas. En el año 2001, el Gobierno de Sudáfrica aprobó una norma por la que se requería una licencia médica para practicar cada circuncisión, pero los líderes tribales creen que incumple las normas de la comunidad.