Autopsia de Juana Julia González apunta a que su muerte fue por caer de 85 metros a Sima de Jinámar (Gran Canaria)

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 8 (EUROPA PRESS)

La autopsia realizada a Juana Julia González, conocida como Irene, --la mujer que desapareció el pasado domingo 29 de marzo en el municipio de Telde, en Gran Canaria, y que fue hallada sin vida durante la tarde de ayer-- ha apuntado a que la muerte fue por el golpe producido por la caída de más de 80 metros al interior de la Sima de Jinámar, según informaron a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno de España en Canarias.

De esta manera, no existen indicios ni causas externas de la muerte que indiquen que el fallecimiento se haya producido por otros motivos. "En principio, lo que indica la autopsia es que --la muerte-- ha sido a consecuencia de la propia caída, no hay causas extrañas ni internas que indiquen otra cosa", explicaron las mismas fuentes.

Tras confirmarse hoy que el cuerpo encontrado correspondía a Juana Julia, fue trasladado durante las primeras horas de la tarde al Tanatorio de la Rubieras, en Telde, donde ya se encuentra la familia y donde se ha instalado la capilla ardiente.

El cuerpo sin vida de la mujer fue rescatado anoche minutos antes de las 22.00 horas, después de que fuera localizado en la tarde de ayer en el interior de la Sima, un cono volcánico de unos 85 metros de profundidad, por efectivos de Protección Civil que participaban en las tareas de búsqueda.

Esta mujer, de 51 años y vecina del barrio Los Caserones, se encontraba en paradero desconocido desde que el pasado 29 de marzo se ausentó de su domicilio en que fue vista por última vez sobre las 11.30 horas.

Desde su desaparición, se estableció un dispositivo de búsqueda en los alrededores de la localidad, además de distribuir más de 3.000 carteles con su imagen en la zona. Asimismo, el Ayuntamiento de la localidad ha puesto a disposición de la familia a un psicólogo adscrito a la Concejalía de Educación.