La Junta confía en sacar el texto con apoyo del PP a pesar del "cinismo sin precedentes" de De Cospedal

Critica la "irresponsabilidad política" de Valcárcel, Camps y Fernández Bermejo, al acudir a un acto en contra del Estatuto de C-LM TOLEDO, 18 (EUROPA PRESS) La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Isabel Rodríguez, confió hoy nuevamente en sacar adelante "por unanimidad" el texto del Estatuto de Autonomía a pesar de que la presidenta regional del PP y secretaria nacional del partido, María Dolores de Cospedal y sus dirigentes están "actuando con un cinismo que no tiene precedentes en Castilla-La Mancha". A preguntas de los medios, con motivo de la rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno, Rodríguez constató que la actitud del Partido Popular "nos deja pocas esperanzas" de alcanzar ese acuerdo, y recordó al respecto que los 'populares' sí han apoyado otros textos estatutarios que hablaban de agua. En este sentido, recordó a De Cospedal que "queda muy poco tiempo para que cada uno se quite la careta", y resaltó que, a diferencia de los 'populares', el PSOE ha hecho "un buen trabajo" con sus enmiendas, y el Gobierno regional ha velado para conseguir un acuerdo que garantice el agua en Castilla-La Mancha. En el Gobierno regional "lo que estamos haciendo es trabajar y dejarnos la piel en la defensa del agua en Castilla-La Mancha y hemos conseguido muy buenos resultados hasta ahora en las enmiendas presentadas en el Congreso", precisó la portavoz del Ejecutivo castellano-manchego. Isabel Rodríguez se refirió, en este contexto, a la manifestación convocada hoy en Murcia en contra de la caducidad del trasvase Tajo-Segura y recordó que los castellano-manchegos "no salimos a la calle para manifestarnos en contra de otros estatutos de autonomía". IRRESPONSABILIDAD POLÍTICA Aunque mostró todo su respeto por los ciudadanos y aquello por lo que quieran manifestarse, la portavoz del Ejecutivo autonómico arremetió contra los dirigentes del PP en Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y Valencia, Francisco Camps, y contra el ex ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, por la "irresponsabilidad política" que supone su anunciada presencia en este acto, a favor del trasvase y "en contra del Estatuto" de Castilla-La Mancha. Recordó así que precisamente las personas que tienen cargos institucionales deberían saber respetar los circuitos institucionales donde se producen debates como el del texto estatutario castellano-manchego, por lo que les pidió también que, ante todo, hagan "un poco de pedagogía política" en relación al uso del agua ya que, en la zona de Levante tienen "otras posibilidades que aquí no tenemos". La portavoz dudó de la utilidad de la manifestación en contra de la caducidad del trasvase Tajo-Segura, y añadió que con ella se demuestra que María Dolores de Cospedal "ha sido incapaz de parar los pies a los presidentes de Murcia y Valencia y de poner disciplina dentro de su grupo". "Ellos saben que no hay agua para suficiente para todos y que están abocados al fin del trasvase" bien por el Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, bien por el obligatorio cumplimiento de la directiva marco del agua o bien por los planes de cuenca, por lo que "sus pretensiones no van a mover ni un centímetro las posiciones que defendemos desde el Gobierno de Castilla-La Mancha". QUE COSPEDAL DIGA 'SI O NO' Siguiendo con la manifestación murciana, Rodríguez arremetió contra las declaraciones publicadas hoy en distintos medios de comunicación de la región vecina, en las que el consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, dice que "Rajoy ha dado la orden de que no se hará nada en el Estatuto sin consultar a Murcia", que definió como una "falta de respeto institucional". "A nosotros no se nos pidió opinión cuando se negociaron el Estatuto valenciano o el andaluz", declaró la portavoz regional, quien pidió a María Dolores de Cospedal, que aclare "si son ciertas o no esas declaraciones" con un simple "si o no", pues debería decir si de verdad está defendiendo los intereses de la región o de lo contrario "que se quede sólo defendiendo los intereses de su partido".