Millones de desplazados por el ciclón en India y Bangladesh

KOLKATA, India (Reuters) - El ciclón Aila ha forzado a millones de personas a dejar su hogar en India y Bangladesh, de las cuales sólo una mínima parte tienen acceso a alimentos y agua potable, dijeron el miércoles las autoridades.

El ciclón ha causado la muerte de al menos 210 personas en esta región propensa a las inundaciones, aunque según las autoridades, la cifra podría aumentar, y los servicios de rescate están teniendo problemas para llegar hasta millones de personas que siguen aislados.

El lunes Aila azotó partes de la costa de Bangladesh y el este de India, provocando crecidas e inundaciones.

Las autoridades dicen que más de un millón de personas se han visto desplazadas en las islas Sundarbans y en el estado de Bengala Occidental de India, una de las más grandes reservas de tigres del mundo y que ya está amenazado por el calentamiento global.

Las fuertes lluvias causadas por la tormenta aumentaron los niveles de los ríos y rompieron diques de lodo en el delta de Sundarbans, destruyendo cientos de miles de casas y provocando grandes inundaciones en el estado oriental, desencadenando deslaves.

Expertos en el calentamiento global dicen que los niveles del mar en aumento han hecho que las frágiles islas Sundarbans pierdan el 28 por ciento de su hábitat en los últimos 40 años.

Alrededor de 2,3 millones de personas han dejado sus casas y decenas de miles se han mudado a refugios del Gobierno en Bengala Occidental, dijo la ONG Save the Children a AlertNet.

"Hay agua en todas partes. Pudimos llevar ayuda a sólo el 10 por ciento de la población afectada. Ni siquiera pudimos lanzar paquetes de alimentos por vía aérea debido a la inundación", dijo a Reuters Kanti Ganguly, el ministro estatal de Bengala Occidental para Sundarbans.

Al menos 135 personas han muerto en Bangladesh y 75 en Bengala Occidental, y cientos siguen desaparecidas, de acuerdo con las autoridades.

En Sundarbans se teme por la suerte de los más de 250 tigres en la reserva. En Bangladesh, Aila destruyó decenas de miles de acres de cosechas.

Mientras los niveles de agua disminuyen lentamente, cientos de miles de familias que se resguardaron en refugios, escuelas y otros edificios ahora están regresando para descubrir que sus hogares fueron arrasados o están sumergidos por el agua.

Las autoridades de gestión de desastres dijeron que más de 175.000 familias han perdido sus hogares, mientras que otros 270.000 hogares fueron dañados.