Los voluntarios españoles regresan de Italia tras la orden de repliegue de los equipos caninos extranjeros

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Los tres voluntarios españoles que viajaron esta semana a la zona afectada por el terremoto que sufrió el centro de Italia el pasado lunes para ayudar en las labores de rescate han regresado esta madrugada a España después de que las autoridades del país ordenaran el repliegue de todos los equipos caninos extranjeros.

Pere Frutos, de la ONG K-9, explicó a Europa Press que las autoridades italianas comunicaron ayer por la tarde a los voluntarios llegados desde distintos países europeos que ya había concluido la búsqueda de desaparecidos en L'Aquila, la ciudad afectada por el seísmo, por lo que podían retirarse.

Según indicó Frutos, la última intervención de los tres españoles, que llevaban tres perros adiestrados, en la zona devastada por el terremoto de 5,8 grados en la escala de Richter fue la búsqueda de dos chicas que se encontraban desaparecidas.

Mientras las máquinas iban desescombrando el edificio donde se creía que estaban las jóvenes, los voluntarios inspeccionaban la zona con sus perros, pero después de horas de búsqueda no consiguieron encontrarlas.

La última persona que fue hallada con vida bajo los escombros que dejó el seísmo del lunes fue Eleonora, una chica de 20 años que fue rescatada el martes por la noche por los equipos de emergencia italianos tras pasar 43 horas atrapada.

Frutos indicó que, cinco días después, todavía quedan muchas personas desaparecidas, pero comentó que debido al alto número de inmigrantes indocumentados que viven en Italia resulta muy complicado determinar una cifra que haga más fácil el trabajo de los equipos de rescate.

El voluntario hizo hincapié en el buen trabajo que han desarrollado durante estos días y en la coordinación con las autoridades italianas, que "lo tenían todo muy bien montado". Según Frutos, se nota que este desastre ha ocurrido en el "Primer Mundo" por el gran dispositivo desplegado y la inmejorable organización: actualmente siguen trabajando en la zona siniestrada 11.000 efectivos y "todo tipo de material", añadió Frutos.