ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Marta.- Perros de la Unidad Canina de la Policía se suman a las labores de búsqueda del cadáver en el vertedero

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS) Perros de la Unidad Canina del Cuerpo Nacional de Policía se han sumado hoy a las labores habilitadas para la búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo en la planta de tratamiento de residuos de Montemarta-Cónica, en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), donde los especialistas ya han alcanzado la 'zona sensible' en la que podría yacer el cadáver de la menor de ser cierta la última versión de Miguel C.D. en la que asegura que tiró el cuerpo de la joven en un contenedor de León XIII. Así, al equipo formado por dos agentes de la Policía Judicial, dos de la Policía Científica y otros dos del Grupo de Menores (Grume) del Cuerpo Nacional de Policía, apoyados por maquinaria y operarios dirigidos por los investigadores, se han sumado efectivos caninos para agilizar las labores de búsqueda. Por el momento, los investigadores todavía no han encontrado en el vertedero ninguna pista que ayude a localizar el cuerpo de Marta en la denominada 'zona sensible', donde no obstante se han hallado ejemplares de periódicos y revistas que evidencian que la basura se corresponde con fechas cercanas al pasado 24 de enero, fecha en la que, según la versión de Miguel C.D., la menor fue asesinada y arrojada a un contenedor de la calle León XIII. Por tanto, los citados efectivos trabajan revisando la basura manualmente con el fin de encontrar el cuerpo de la menor, sus objetos personales o cualquier otra prueba relacionada con el crimen. Los efectivos que protagonizan la búsqueda trabajan cada vez "con más cuidado" porque el equipo que lidera las labores está en la certeza de que se trata de la zona correcta y, de ser cierta la última confesión del ex novio de la joven, Miguel C.D., se encontraría allí el cuerpo de Marta del Castillo, quien según esta última versión habría sido objeto de abusos sexuales por parte de este joven y del menor conocido como 'El Cuco' antes de su estrangulamiento y posterior abandono en un contenedor de Lipasam.