Fuertes tormentas en Uruguay ofrecen alivio a la sequía en el campo

  • Montevideo, 22 feb (EFE).- Uruguay amaneció hoy bajo una advertencia meteorológica por fuertes precipitaciones, viento y granizo en todo el país y que suponen un leve alivio para la sequía que desde hace varios meses azota el campo.

Fuertes tormentas en Uruguay ofrecen alivio a la sequía en el campo

Fuertes tormentas en Uruguay ofrecen alivio a la sequía en el campo

Montevideo, 22 feb (EFE).- Uruguay amaneció hoy bajo una advertencia meteorológica por fuertes precipitaciones, viento y granizo en todo el país y que suponen un leve alivio para la sequía que desde hace varios meses azota el campo.

La Dirección Nacional de Meteorología (DNM) lanzó un aviso para todo el país sobre torrenciales lluvias y vientos que en las zonas costeras podrían llegar a los 90 kilómetros por hora, particularmente en las zonas este y sur del país, donde se encuentra la capital, Montevideo.

Además, el organismo alertó sobre una alta actividad eléctrica y grandes probabilidades de granizo hasta la madrugada del domingo.

Estas lluvias, la mayoría de las cuales comenzó ayer por la mañana, dan un respiro al campo uruguayo, muy afectado por la pertinaz sequía, la mayor en ocho décadas y que ha dañado severamente la producción agropecuaria del país.

Precisamente hoy el diario local El País publicó un informe en el que se señala que miles de animales se están muriendo en zonas del interior del país a causa de la sequía y de la falta de pastos.

Según cálculos de asociaciones rurales, este año se perderá como consecuencia de la sequía entre el 25 y el 29 por ciento de la cabaña de vacas lecheras, entre animales muertos y reses que no producirán porque no hay pastos para alimentarlas adecuadamente.

A los 50 millones de dólares que se dejarán de ganar por el descenso en la producción de leche hay que añadir la pérdida del 40 por ciento de la soja plantada.

El Gobierno aprobó a mediados de enero una partida de tres millones de dólares para el Fondo de Emergencia Agropecuaria, que tiene por objeto la compra de alimentos para el ganado y otros apoyos a los productores para hacer frente a la sequía.

Sin embargo, ganaderos consultados por El País afirmaron que estas ayudas oficiales poco han hecho para cambiar la situación debido a su limitado alcance.

Además, apuntan que la situación ha llegado a un límite por el que la poca comida que pueden dar al ganado ya no sirve de nada para evitar la muerte de muchos animales.