Afganistán.- Militares españoles reparten ayuda y prestan atención sanitaria a las poblaciones rurales de la zona

MADRID, 11 (EUROPA PRESS) Unidades del Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) español de Qala-i-Naw se han desplazado, en los últimos días, a diversas poblaciones rurales de Afganistán para repartir ayuda alimentaria y prestar atención sanitaria a numerosas familias que se encuentran en situaciones "complicadas" derivadas del frío invierno y de la carencia de agua potable, según informó hoy Defensa en un comunicado. En concreto, los militares del PRT español se desplazaron al distrito de Ab Kamari, en donde se asientan los pueblos de Deh-i Zangi (300 familias), Ruji (150), Palawan (100), Mamakawy (26) y Gadul (40), junto a 60 familias de refugiados que se han asentado durante el último año. A todos ellos, los miembros del PRT transportaron algunos productos básicos para la población como sacos de lentejas, arroz, garbanzos, alubias, harina, aceite, sal, azúcar, así como mantas, zapatos, ropa, estufas, leña y material escolar. Además, se montó un dispensario provisional en una escuela y con el servicio sanitario del Role-1 del PRT se atendió a 100 personas entre niños, mujeres y hombres, y se le suministraron los medicamentos adecuados para sus afecciones, derivadas principalmente del frío (artritis, infecciones pulmonares, catarros), de la falta de higiene y de la alimentación inadecuada. Asimismo, la unidad cívico-militar mantuvo una reunión con los representantes de todos los pueblos con el objetivo de intercambiar impresiones y ver cuáles son sus necesidades más perentorias. Durante el encuentro, los afganos solicitaron ayuda para la construcción de un depósito de agua en cada pueblo para almacenar agua procedente de lluvia y nieve, debido a la gran penuria que sufren por a la falta de agua potable, origen de multitud de enfermedades. En esta zona las carreteras están en buen estado, aunque sin asfaltar, y no existen medios de transporte público. La agricultura se basa en los cultivos de la cebada, alubias y patatas, y la ganadería está compuesta de pequeños rebaños de cabras y ovejas. Además, debido a la sequía del pasado verano tienen que comprar algunos alimentos en el bazar de Qala-i Naw el cual está a unos 20 kilómetros.