Al menos 16 muertos en un fuerte seísmo en el centro de Italia

Al menos 16 muertos en un fuerte seísmo en el centro de Italia

Al menos 16 muertos en un fuerte seísmo en el centro de Italia

L'AQUILA, Italia (Reuters) - Un fuerte terremoto sacudió en la madrugada del lunes una gran porción del centro de Italia, causando al menos 16 muertos y decenas de heridos y ocasionando el colapso de casas, iglesias y otros edificios, dijeron las autoridades, aunque la agencia de noticias Ansa situó el número de fallecidos en 27.

Las víctimas mortales del seísmo de al menos 5,8 grados en la escala de Richter se contabilizaban principalmente en L'Aquila, capital de la montañosa región de Los Abruzzo y fundada en el siglo XIII a unos 100 kilómetros al este de Roma, y en las localidades aledañas.

Los escombros estaban esparcidos por L'Aquila - que tiene una población de 68.000 habitantes - y en los pueblos cercanos, bloqueando caminos y dificultando la tarea de los equipos de rescate y de los lugareños, que buscaban supervivientes apartando piedras con sus propias manos.

"Miles de personas (podrían haber quedado) sin hogar y miles de edificios se han hundido o sufrieron daños", dijo Agostino Miozzo, un responsable del departamento de Protección Civil.

Este es el peor terremoto en número de muertes de los que han sacudido Italia desde 2002, cuando 30 niños murieron al hundirse una escuela en el sur del país, pero las autoridades dijeron que la cifra podría ser peor porque hay más edificios dañados.

Cuatro niños murieron en un edificio en L'Aquila, dos adultos en un pueblo cercano y cinco en otra localidad. Según las autoridades, el seísmo causó varios heridos, aún atrapados bajo los escombros.

Parte de una residencia universitaria y un hotel se hundieron también en este popular destino turístico, pero no quedó claro si había alguien en su interior. Abundaban también las informaciones sobre el hundimiento de varias iglesias. El área cuenta con muchas iglesias románicas y renacentistas.

Además se cerraron por precaución algunos puentes y autopistas en esta zona montañosa.

Mucha gente en el centro del país sintió la sacudida, y algunos salieron a la calle. En Roma, que no suele ser alcanzada por seísmos, muchos se despertaron con el terremoto. Los muebles se movieron, las luces oscilaron y saltaron las alarmas de los coches.

El terremoto, uno de los más fuertes registrados en el último tiempo en Italia, se produjo poco después de las 03:30 hora local (01:30 GMT) y tuvo como epicentro la región montañosa de Abruzzo, al este de Roma.

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que el epicentro se situó a 95 kilómetros de Roma y a 10 kilómetros de profundidad. En un principio la agencia estimó la magnitud en 6,7, pero posteriormente la rebajó a 6,3, y responsables italianos la sitúan en 5,8.

El terremoto fue el último y el más fuerte de una serie de movimientos que sacudió la zona de L'Aquila durante el domingo y el lunes.