Al menos 27 muertos en un fuerte seísmo en Italia

Al menos 27 muertos en un fuerte seísmo en Italia

Al menos 27 muertos en un fuerte seísmo en Italia

L'AQUILA, Italia (Reuters) - Un fuerte seísmo que sacudió el lunes por la madrugada una gran parte del centro de Italia causó al menos 27 muertos y decenas de heridos al derrumbarse viviendas, iglesias y otros edificios.

Las víctimas mortales se contabilizaban principalmente en L'Aquila, capital de la montañosa región de Los Abruzos y fundada en el siglo XIII a unos 100 kilómetros al este de Roma, y en las localidades aledañas.

La agencia de noticias italiana Ansa, citando a servicios de hospitales, elevó el total de muertos hasta el momento de al menos 27, cuando habían transcurrido menos de seis horas del movimiento sísmico.

El Departamento de Protección Civil dijo que el terremoto posiblemente mató a "decenas de personas". El primer ministro, Silvio Berlusconi, canceló un viaje a Moscú y dijo que había declarado el estado de emergencia nacional, que liberaría fondos para asistencia y reconstrucción.

"Me desperté escuchando lo que sonó como una bomba", dijo Angela Palumbo, de 87 años, mientras caminaba por una de las calles de L'Aquila.

"Pudimos escapar mientras caían cosas alrededor nuestro. Todo se movía, los muebles se caían. No recuerdo haber visto algo semejante en toda mi vida", dijo la anciana.

Pilas de escombros estaban esparcidos por L'Aquila -que tiene una población de 68.000 habitantes- y en los pueblos cercanos, bloqueando caminos y dificultando la tarea de los equipos de rescate y de los lugareños, que buscaban supervivientes retirando piedras con sus propias manos.

"Miles de personas (podrían haber quedado) sin hogar y miles de edificios se derrumbaron o sufrieron daños", dijo Agostino Miozzo, un responsable del Ministerio de Protección Civil.

Este es el peor terremoto en términos de muertes entre los que sacudieron Italia desde 2002, cuando 30 niños murieron al derrumbarse una escuela en el sur.

CUATRO NIÑOS MUEREN EN UN EDIFICIO

Pero las autoridades dijeron que la cifra de muertes causadas por este terremoto podría ser peor porque se han dañado más edificios.

Cuatro niños murieron en un edificio en L'Aquila, dos adultos en un pueblo cercano y cinco en otra localidad.

Las autoridades informaron de que el terremoto dejó varias personas heridas o que aún están atrapados bajo los escombros en las ciudad y las áreas aledañas.

Parte de una residencia universitaria y un hotel se derrumbaron en L'Aquila, un popular destino turístico, pero no quedó claro si había alguien en su interior.

El campanario de una iglesia en el centro de la ciudad también cayó y una iglesia se desplomó en otra localidad. El área cuenta con muchas iglesias románicas y renacentistas.

El terremoto, uno de los más fuertes registrados en el último tiempo en Italia, se produjo poco después de las 03.30 hora local (0130 GMT) y tuvo como epicentro la región montañosa de Abruzzo, al este de Roma.

Los habitantes de varias partes del centro de Italia sintieron el seísmo y algunos salieron a las calles.

Vecinos de Roma, que raramente registra actividad sísmica, se despertaron con el temblor, que provocó la caída de muebles, el bamboleo del alumbrado público, y el encendido de las alarmas de automóviles.

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que el epicentro se ubicó a 95 kilómetros de Roma y a 10 kilómetros de profundidad.

En un principio la agencia estimó la magnitud del sismo en 6,7 pero posteriormente la rebajó a 6,3. Responsables italianos indican que la magnitud fue de 5,8.

El terremoto fue el último y el más fuerte de una serie de movimientos que sacudió la zona de L'Aquila durante el domingo y el lunes.

Los terremotos pueden ser particularmente peligrosos en algunas partes de Italia, donde algunos edificios centenarios se conservan en mal estado.