Alan García dice que la "antipatria" quiere que Perú caiga en la anarquía

  • Lima, 7 mar (EFE).- El presidente peruano, Alan García, denunció hoy que sectores "antipatria" no quieren que su país avance sino que caiga en la anarquía y el desórden, por la envidia que inspira su actual desarrollo.

Lima, 7 mar (EFE).- El presidente peruano, Alan García, denunció hoy que sectores "antipatria" no quieren que su país avance sino que caiga en la anarquía y el desórden, por la envidia que inspira su actual desarrollo.

Después de pedir calma, en la víspera, sobre el cruce de tensas declaraciones entre autoridades de Chile y Perú, García afirmó hoy que "la quinta columna de la antipatria quiere que el Perú no avance".

"La antipatria, que también está metida en el Perú, quiere que el país caiga en la anarquía y el desorden, (pero) ¡no la vamos a dejar pasar!", agregó en declaraciones recogidas por la agencia estatal Andina.

García hizo así alusión a los sectores nacionalistas del país que han presentado una denuncia ante el Tribunal Constitucional por la entrada en vigencia del acuerdo de libre comercio con Chile por presuntas infracciones de la legislación.

El acuerdo comercial fue considerado por los nacionalistas además un error ante la presentación de una demanda peruana ante la Corte de Justicia de la Haya, en la que se reclama a Chile la demarcación de la frontera marítima.

El canciller chileno, Alejandro Foxley, respondió a la controversia en Perú al declarar que hay "algunos políticos peruanos que no logran desprenderse de una mirada volcada en el siglo antepasado".

Las palabras de Foxley fueron recibidas como una "expresión infeliz", por su homólogo peruano, José Antonio García Belaúnde, mientras que el primer ministro, Yehude Simon, instó a no caer en la provocación de "los halcones" de ambos países.

El mandatario peruano insistió en que su país "avanza, pero crea envidias a veces fuera y adentro también".

García destacó las inversiones que sigue recibiendo su país porque significan que "en medio de la crisis hay confianza en el Perú".

El jefe de Estado participó hoy en la firma del contrato de concesión del sistema de distribución de gas natural en la región Ica a la empresa Transcogas Perú S.A.C., constituida por la Empresa de Energía de Bogotá y Transportadora de Gas del Interior.

El proyecto demandará una inversión de 200 millones de dólares y su construcción, prevista para 30 meses, generará 3.000 puestos de trabajo, informó la Presidencia de la República.

La obra comienza en la localidad de Humay, punto en el cual el ducto principal del gas de la reserva de Camisea, procedente de la andina región Cuzco, cambia de dirección para dirigirse a Lima y Callao.

Se construirán dos ramales, el primero de una longitud aproximada de 40 kilómetros hacia Pisco y Chincha, y el segundo de unos 240 kilómetros a las ciudades de Ica, Nazca y Marcona.