Ascienden a 279 los muertos por el terremoto del centro de Italia

ROMA, 9 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno)

El número de personas que han perdido la vida en el terremoto que el pasado lunes sacudió el centro de Italia ha ascendido a 279, según el balance ofrecido esta mañana por los Carabinieri. El último cuerpo que los equipos de rescate han sacado de los escombros corresponde a un joven universitario procedente de Molise (sur de Italia).

El cadáver fue recuperado hacia las 9.35 horas de esta mañana en la ciudad de L'Aquila y se encontraba entre las ruinas del pequeño apartamento que ocupaba el estudiante durante el curso académico.

Esta noche también fueron rescatados los cuerpos de otros cuatro universitarios, todos ellos en la Casa del Estudiante de L'Aquila, el edificio de pisos en el que vivía más de un centenar de jóvenes tanto italianos como extranjeros.

Tras días de búsqueda, los equipos de rescate dieron con los cadáveres de los dos primeros hacia las 23.30 horas de ayer. Hacia las 3.00 horas fue recuperado el cuerpo de otra chica, mientras que el último cadáver fue recuperado cerca de las 6.00 horas de la madrugada.

La última persona que ha sido rescatada con vida de los escombros es Eleonora, una joven de 20 años que pasó 43 horas bajo los restos de los edificios derrumbados y fue rescatada el martes por la noche. Ayer, en cambio, fue recuperado el cadáver de su amiga Enza de entre los escombros del mismo edificio, en el que los equipos de rescate siguen buscando el rastro de otros desaparecidos.

DESPLAZAMIENTO DEL EPICENTRO

Las tareas de rescate se ven interrumpidas periódicamente por las constantes réplicas del terremoto que está experimentando esta zona de Italia, entre las que destaca la de 5,2 grados en la escala de Richter que esta madrugada volvió a sembrar el pánico entre la población.

Según los equipos de geólogos que están monitorizando la situación, el epicentro del terremoto se está desplazando en dirección norte, hacia las poblaciones de Pizzoli y Barete. Las nuevas sacudidas han causado nuevos derrumbes tanto en el centro de L'Aquila como en localidades más afectadas como Paganica y Onna.