Berlusconi anima a los desplazados por el terremoto a tomarse la experiencia como un "camping de fin de semana"

ROMA, 8 (EUROPA PRESS)

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, que visitó nuevamente hoy a los damnificados por el terremoto del pasado lunes en la región de Abruzzo, en el centro de Italia, animó a aquellos que han sido alojados temporalmente en tiendas de campaña a que se tomen la experiencia como si estuvieran de "camping".

En declaraciones a la cadena alemana n-tv durante una visita a uno de estos campos de desplazados, Berlusconi subrayó que la situación es "provisional" pero consideró que los afectados deberían "tomarse esto como un camping de fin de semana".

La ocurrencia molesta a los afectados por el seísmo, uno de los cuales, en declaraciones a esta misma cadena, propone al primer ministro italiano que experimente él mismo lo que es no tener un techo sobre su cabeza. "Debería probarlo él mismo", afirmó el hombre.

Ayer, en otra de sus habituales salidas de tono, había invitado a los damnificados del terremoto que se han quedado sin casa a ir a pasar unos días al mar, donde numerosos hoteles se han mostrado dispuestos a acoger a los desalojados.

"Id hacia la costa, es Pascua, tomaos unos días, que pagamos nosotros", recomendó el primer ministro a los afectados mientras visitaba uno de los campamentos que han sido levantados por la Protección Civil en la zona de la tragedia.

El primer ministro estrechó la mano de los numerosos damnificados que se han quedado sin casa y están esperando a que el Estado solucione su situación. "Tranquilizaos, nosotros nos encargamos del inventario de las casas dañadas y vosotros vais a reposar a la costa. El Estado está cerca de vosotros", insistió.