Consternación en el mundo por las víctimas del terremoto en Italia

  • Redacción Internacional, 7 abr (EFE).- El terremoto que ayer sacudió el centro de Italia causó consternación en todo el mundo y son muchos los mensajes de condolencia y ayuda que han llegado a las zonas afectadas y a la sede del Gobierno de Silvio Berlusconi en Roma.

Berlusconi confirma que son más de 150 los muertos en el terremoto

Berlusconi confirma que son más de 150 los muertos en el terremoto

Consternación en el mundo por las víctimas del terremoto en Italia

Consternación en el mundo por las víctimas del terremoto en Italia

Redacción Internacional, 7 abr (EFE).- El terremoto que ayer sacudió el centro de Italia causó consternación en todo el mundo y son muchos los mensajes de condolencia y ayuda que han llegado a las zonas afectadas y a la sede del Gobierno de Silvio Berlusconi en Roma.

De Moscú al Vaticano, pasando por Latinoamérica y Turquía, donde está de visita oficial el presidente estadounidense, Barack Obama, y el español, José Luis Rodríguez Zapatero, participa en el foro de la Alianza de Civilizaciones, se han producido expresiones de dolor por las víctimas y de solidaridad con las autoridades italianas.

La ONU se puso en contacto con el Gobierno italiano y, según su portavoz, Michele Montás, el secretario general del organismo, Ban Ki-moon, está "apenado por la pérdida de vidas humanas y la destrucción" causada por el seísmo de 5,8 grados en la escala de Richter.

Montás explicó que las Naciones Unidas están preparadas para proporcionar ayuda humanitaria para los afectados, pero añadió que el Ejecutivo italiano no les ha hecho llegar ninguna petición de asistencia.

En España, la bandera de la ciudad de Cuenca, hermanada con L'Aquila, donde el seísmo ha causado los mayores daños, ondeará mañana a media asta en el balcón del Ayuntamiento, que ha decretado una jornada de luto oficial.

El alcalde, Francisco Pulido, ha remitido un telegrama a su colega Massimo Cialente, en el que "se pone a disposición del consistorio de L'Aquila para brindar su apoyo y poder ser de ayuda en aquello que la ciudad italiana considere oportuno".

En Bruselas, un portavoz comunitario precisó que el centro de control de información de la Unión Europea, responsable de establecer vínculos entre las autoridades de protección civil de los 30 países participantes, se encuentra disponible para actuar en el momento que Italia lo solicite y realojar a los desplazados.

En sendos mensajes dirigidos al primer ministro italiano, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, subrayó su "gran tristeza" por lo ocurrido, y el jefe de la diplomacia de la Unión, Javier Solana, se declaró "horrorizado por la tragedia". Ambos le brindaron la solidaridad europea.

Como corresponde en los casos de catástrofes naturales, Italia podrá beneficiarse del Fondo Europeo de Solidaridad y de los fondos estructurales, recordaron fuentes comunitarias.

El presidente del Gobierno español también trasladó a Berlusconi sus condolencias y solidaridad, y en los mismos términos enviaron mensajes el resto de socios europeos.

Al margen de la UE, han enviado mensajes el gobernante estadounidense, quien confió en que los equipos de rescate salven al máximo número de víctimas, así como el rey de Marruecos, Mohamed VI, que "implora al Todopoderoso que acoja a las víctimas en su vasto paraíso, ofrezca a los familiares apoyo y una rápida recuperación a los heridos".

Aparte de las condolencias, en Washington, el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Robert Wood, anunció que la embajada de Estados Unidos en Roma "proporcionará 50.000 dólares en ayuda de emergencia".

En el Vaticano, el Papa Benedicto XVI se dijo "consternado" por la "dramática noticia". En un telegrama enviado al obispo de L'Aquila, Guiseppe Molinari, las autoridades vaticanas aseguran los "fervientes rezos" del Pontífice para las víctimas, "y en particular los niños".

Berlusconi señaló que, aunque 35 países han ofrecido solidaridad y apoyo, por el momento no se precisa la ayuda de personal cualificado del exterior.

Uno de los oferentes fue el Gobierno de Francia, cuya ministra del Interior, Michèle Alliot-Marie, dijo que si Italia lo solicita, podrían despachar en cuatro horas un centenar de especialistas en tareas de salvamento.

También en Moscú, el presidente Dmitri Medvédev se declaró "profundamente conmocionado por las noticias sobre víctimas humanas y grandes destrucciones" y ofreció al Gobierno italiano enviar a socorristas.

Desde América Latina, el mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, expresó sus "más sentidas condolencias al pueblo italiano, y sobre todo a las familias de las víctimas, por las dolorosas pérdidas humanas".

El Gobierno mexicano envió un "mensaje solidario a las poblaciones de la región italiana de Los Abruzos, en especial a L'Aquila".

El jefe de Estado de Ecuador, Rafael Correa, también se solidarizó en una entrevista radiofónica con las víctimas del movimiento telúrico y envió "un abrazo" a la comunidad ecuatoriana que vive en ese país, "que es muy grande".

En Argentina, el canciller Jorge Taiana se sumó a las condolencias, al igual que su homóloga salvadoreña, Marisol Argueta de Barillas, quien dijo en un comunicado que su país se solidariza "con el pueblo italiano por sus fallecidos".