El joven español herido en el terremoto de Italia se encuentra en estado muy grave

  • Roma, 17 abr (EFE).- El joven español Juan Fernando González Cordón, que permaneció siete horas bajo los escombros en L'Aquila tras el terremoto del pasado 6 de abril, se encuentra en estado "muy grave", informó a Efe el cónsul de España en Nápoles Luis Gómez de Aranada

El joven español herido en el terremoto de Italia se encuentra en estado muy grave

El joven español herido en el terremoto de Italia se encuentra en estado muy grave

Roma, 17 abr (EFE).- El joven español Juan Fernando González Cordón, que permaneció siete horas bajo los escombros en L'Aquila tras el terremoto del pasado 6 de abril, se encuentra en estado "muy grave", informó a Efe el cónsul de España en Nápoles Luis Gómez de Aranada

Juan Fernando González, de 30 años, tenía una novia italiana desde hacía cinco años y acostumbraban a viajar a la ciudad de Siena donde vivía la madre de ella, pero ese fin de semana prefirieron viajar a L'Aquila donde la familia italiana tenía un piso, explicó el cónsul de España en Nápoles, Luis Gómez de Aranda.

El piso estaba en la planta tercera y a causa del terremoto, la planta cuarta cayó encima.

La novia murió por aplastamiento y el padre de ella se lanzó por la ventana y "aunque le han dado cien puntos está fuera de peligro", agregó el cónsul.

González, natural de Gijón, permaneció bajo los escombros siete horas y tras ser rescatado fue ingresado en un hospital de la región de Los Abruzos donde permanece entubado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

"El aplastamiento le causó la destrucción del tejido muscular y colapsó los riñones por acumulación de mioglobulina que no podían excretar. Los riñones le han dejado de funcionar y está sometido a hemodiálisis", refirió el cónsul.

Además, hace tres días el joven español "comenzó a sangrar del estómago y del duodeno a causa de úlceras producidas por su estado físico y psicológico", agregó.

Sin embargo y pesar de la hemorragia, por ahora los médicos se resisten a operarle por su delicado estado físico y porque "tiene las defensas al mínimo".

"Los médicos tendrían que extirparle medio duodeno y parte del estómago para acabar con la ulceración", según el cónsul.

Luis Gómez de Aranda dijo que Juan Fernando González sufre además rotura de pleura, de una pierna y tiene el rostro completamente desfigurado y que se ha pensado en trasladarle a España en avión "pero resulta peligroso por la altura".

Por otro lado, el paradero de la española María Carmen Gómez López que vivía en la región de Los Abruzos, casada con un italiano, cuando ocurrió el terremoto "comienza a ser un misterio", afirmó el cónsul.

"Ni se encuentra en los campamentos de tiendas de campaña, ni en los hoteles de la costa adriática en donde han sido alojados los evacuados por el sismo", subrayó.

Tampoco nadie sabía de su existencia ni en L'Aquila, ni en la localidad de Coppito, donde su tía que dio la voz de alarma al Ministerio de Exteriores de España dijo que podría vivir.

"Lo más natural es pensar que dado que no aparece por ningún lado, se haya ido con parientes de su marido a Sicilia, Cerdeña o Suiza", concluyó el cónsul, que precisó que la española no estaba registrada en el Consulado.