El Papa pide "un serio examen de conciencia" durante su visita a la zona del terremoto en Italia

L'AQUILA (ITALIA), 28 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Gloria Moreno)

El Papa Benedicto XVI pidió hoy a la sociedad civil hacer "un serio examen de conciencia para que el nivel de las responsabilidades, en todo momento, nunca vaya a menos". El Pontífice hizo estas declaraciones desde Coppito, en el centro de Italia, con ocasión de su visita a la zona que hace tres semanas fue sacudida por un fuerte terremoto.

El Pontífice llegó a L'Aquila, la capital de la región del Abruzzo, hacia las 10.20 horas de esta mañana. La niebla y la fuerte lluvia impidieron que se trasladara en helicóptero y, por razones de seguridad, el Papa tuvo que desplazarse en coche.

Esto provocó retrasos en el programa inicial. Aun con todo, se mantuvieron todas las fases de la visita que habían sido anunciados previamente por la sala de prensa del Vaticano, con lo que el Pontífice pudo ver con sus propios ojos algunos de los lugares más simbólicos de la tragedia, tales como la localidad de Onna, en la que murieron 40 de sus 250 habitantes y la Casa del Estudiante, donde perdieron la vida numerosos jóvenes universitarios.

El Papa también pronunció un discurso en la escuela de la Guardia de Finanzas de Coppito, que se ha convertido en el cuartel general desde el que las autoridades nacionales y locales están coordinando la emergencia.

Desde allí, Benedicto XVI pidió realizar un "serio examen de conciencia" para que cada uno asuma su responsabilidad. Sólo "bajo esta condición, si bien herida, L'Aquila podrá volver a volar", aseguró, en alusión al nombre de la ciudad, que en italiano significa águila.

Asimismo, hizo suyos los deseos y esperanzas de los miles de personas que se han quedado sin casa y pidió a las autoridades hacer todo lo posible para que "esta tierra renazca" y vuelva a "adornarse con casas e iglesias bellas y sólidas".