Italia cerrará el campamento en L'Aquila antes del otoño

L'AQUILA, Italia (Reuters) - Miles de personas que se han quedado sin hogar por el peor terremoto que ha afectado a Italia en décadas abandonarán las tiendas de campaña y ocuparán residencias más permanentes antes de otoño, anunció el jueves el primer ministro Silvio Berlusconi.

El mandatario italiano, que el jueves visitó la región de Los Abruzos, devastada por el seísmo del 6 de abril, dijo que el desastre ha dejado 65.000 personas desplazadas. La mayoría ahora vive en tiendas de campaña o en habitaciones de hotel pagadas por el Gobierno.

Alrededor de la mitad probablemente perderán sus casas por graves daños estructurales, dijo Berlusconi.

"Queremos, antes de que llegue el frío del otoño, cerrar todas las poblaciones de tiendas", declaró el primer ministro durante una visita a una escuela provisional en la ciudad de L'Aquila, que se llevó la peor parte del terremoto.

"El Gobierno, y yo por encima de todo, no pretendemos construir chabolas".

El peor terremoto en Italia desde 1980 mató a 294 personas y arrasó decenas de ciudades medievales y monumentos históricos.

Berlusconi dijo que el Estado facilitaría a la población alrededor de un tercio del dinero necesario para reconstruir sus hogares y negocios. Las víctimas podrían obtener hipotecas especiales con un tipo de interés máximo del 4 por ciento para financiar hasta la mitad del coste, agregó.

El Gobierno estima que la reconstrucción total supondrá unos 12.000 millones de euros.

Los intentos de reconstrucción de otros terremotos en el sur de Italia se han retrasado durante años, afectados por las acusaciones de corrupción e intromisión del crimen organizado.