Miles de damnificados por el sismo de 2007 exigen la reconstrucción de la zona

  • Lima, 25 mar (EFE).- Cerca de 3.000 damnificados por el terremoto que devastó varias regiones del sur de Perú en 2007 se movilizaron hoy en Lima para denunciar la desidia del Gobierno en la reconstrucción de la zona afectada.

Miles de damnificados por el sismo de 2007 exigen la reconstrucción de la zona

Miles de damnificados por el sismo de 2007 exigen la reconstrucción de la zona

Lima, 25 mar (EFE).- Cerca de 3.000 damnificados por el terremoto que devastó varias regiones del sur de Perú en 2007 se movilizaron hoy en Lima para denunciar la desidia del Gobierno en la reconstrucción de la zona afectada.

Los alcaldes de los poblados destruidos por el sismo, Pisco, Chincha e Ica, lideraron la marcha por la capital peruana y exigieron al presidente del país, Alan García, que cumpla los compromisos económicos que prometió a los 46.000 perjudicados.

En una audiencia celebrada en el Congreso de la República, las autoridades reclamaron a García la ejecución de las obras que se proyectaron en 2007 para reconstruir la zona, así como la entrega de bonos por valor de 6.000 soles (2.000 dólares) para ayudar a cada una de las familias afectadas por el movimiento telúrico.

"El presidente tiene que dictar decretos de urgencia para acabar con las trabas burocráticas y ejecutar ya las obras de reconstrucción, que están aprobadas y presupuestadas", reclamó el presidente de la Asociación de Municipalidades de los Pueblos Afectados por el Terremoto (Amupat), Lucio Juárez.

Según Juarez, se ha rehabilitado únicamente un 10 por ciento de la zona y la mayor parte ha sido gracias a la ayuda de la cooperación extranjera.

"En una vergüenza el poco interés del Estado por arreglar esta zona y que tengamos que vivir de la caridad de otros países", añadió.

El presidente de la Amupat consideró "indignantes" las condiciones en las que el pueblo está viviendo.

"Después de casi dos años la gente sigue durmiendo en carpas y los niños estudian sobre esteras en el suelo porque no se han reconstruido las escuelas", denunció.

El sur de Perú, especialmente la ciudad de Pisco, fue devastado el 15 de agosto de 2007 por un terremoto de 7,9 grados Richter que dejó 595 muertos, más de 300 desaparecidos y 75.000 viviendas destruidas.