Mueren seis personas en el terremoto de Honduras

TEGUCIGALPA (Reuters) - Un poderoso terremoto de 7,1 grados de magnitud sacudió la madrugada del jueves la costa noreste de Honduras, provocando la muerte de seis personas, 25 heridos y el derrumbe de algunas viviendas.

El seísmo se sintió a las 02:24 hora local (08:24 GMT) en gran parte de Honduras mientras la mayoría de la gente dormía y dañó edificios en el norte y la costa atlántica del empobrecido país de siete millones de habitantes.

El jefe de operaciones de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), Randolfo Funes, dijo que entre los muertos se encontraban cuatro menores de edad: uno de tres años, dos de nueve años y uno de 15.

"Todos (los menores) estaban dormidos, la mayoría murieron aplastados", dijo Funes a Reuters, y agregó que la cifra de muertos podría aumentar dada la dificultad de recabar datos en zonas remotas de difícil acceso.

El adolescente de 15 años murió en el pueblo de La Lima, a unos 160 kilómetros al norte de la capital Tegucigalpa, cuando el techo de su casa se derrumbó.

"No es alarmante, no hay una situación de calamidad para el tipo de sismo que hubo, los daños son menores", dijo el presidente del país, Manuel Zelaya, en la cadena de radio HRN.

Las autoridades señalaron que 25 personas resultaron heridas en el terremoto, que derrumbó más de 60 casas y causó daños en otras 80 viviendas e iglesias en todo el país. En Tegucigalpa, donde sólo se produjeron daños leves en edificios.

Pedro Ramírez, un guardia de seguridad de 52 años, se encontraba en su camión afuera de un edificio de oficinas cuando sucedió el temblor.

"Sentí que el automóvil se movía y escuché cómo caían escombros del edificio de al lado sobre el techo. Fue atemorizante porque temblaba mucho. Nunca había sentido algo así", comentó.

El epicentro se ubicó unos 64 kilómetros al noreste de Roatán - una zona popular entre los aficionados al buceo ubicado en las Islas de la Bahía -, a una profundidad de 10 kilómetros.

DAÑOS EN LA COSTA ATLANTICA

En la costa atlántica fue cerrado temporalmente Puerto Cortés, el principal de Honduras, por donde transita el 80 por ciento de las exportaciones, por daños en maquinaria y equipo.

En Ciudad Progreso, en el norte del país, un puente sufrió daños por lo que se suspendió el paso de vehículos, mientras que el Ministerio de Educación suspendió clases en los departamentos de Isla de la Bahía y Cortés.

Varias casas también cayeron en el puerto de Puerto Cortés y se registraron incendios en la industrial ciudad de San Pedro Sula, a 165 kilómetros al norte de Tegucigalpa, donde hubo daños en al menos dos fábricas.

San Pedro Sula será la sede de la asamblea anual de la Organización de Estados Americanos (OEA) programada para iniciar el lunes.

Funes dijo que se estaba revisando la estructura de hoteles que recibirán a los asistentes a la asamblea.

Trabajadores de los servicios de emergencia en la zona turística de Roatán dijeron que el terremoto había causado problemas en el suministro de electricidad y daños menores a edificios. La gente estaba fuera de sus casas y se les pedía que se mantuvieran alejados de la costa.