Nueve muertos, entre ellos siete niños, al caer un puente colgante en Perú

  • Lima, 13 abr (EFE).- Siete niños y dos adultos fallecieron hoy como consecuencia de la caída de un puente colgante en el apartado distrito peruano de Coracora, mientras que otras 28 personas, entre ellas 14 menores, resultaron heridas de gravedad, informaron fuentes oficiales.

Nueve muertos, entre ellos siete niños, al caer puente colgante en Perú

Nueve muertos, entre ellos siete niños, al caer puente colgante en Perú

Lima, 13 abr (EFE).- Siete niños y dos adultos fallecieron hoy como consecuencia de la caída de un puente colgante en el apartado distrito peruano de Coracora, mientras que otras 28 personas, entre ellas 14 menores, resultaron heridas de gravedad, informaron fuentes oficiales.

Los niños, de entre 11 y 14 años, volvían de la escuela 9 de Diciembre con sus maestros cuando a las 13.30 hora local (18.30 GMT) el puente colgante de 100 metros de largo y situado a una altura de 80 metros se rompió y los pasantes se precipitaron al río en esta provincia andina.

El accidente dejó cerca de 70 heridos, 28 de los cuales se encuentran en estado grave, lo que ha desbordado el pequeño "hospital de apoyo" de Coracora, que, con sólo dos médicos, carece de los medios para atenderlos.

"Tenemos a algunos de los pacientes en el piso (suelo) por falta de espacio", dijeron a Efe fuentes de la dirección del hospital, que insistieron en la urgencia de que los más graves sean trasladados a hospitales mejor dotados.

La dificultad de acceso a la población de Coracora hizo que la primera opción de traslado fuera por vía aérea para lo que viajaron a la zona dos helicópteros del consorcio privado "Perú LNG".

Sin embargo, el mal tiempo imposibilitó su aterrizaje y los obligó a regresar de vacío.

Ante la grave situación en la que se encontraban algunos de los niños heridos, con traumatismos craneoencefálicos que incluso hacían temer por su vida de no recibir la debida atención, las autoridades sanitarias decidieron evacuarlos por vía terrestre.

Así, siete ambulancias, con 14 niños en estado crítico, partieron de Coracora con destino al aeropuerto militar de la costera ciudad de Pisco, desde donde volarán a Lima, según una nota oficial del ministerio de Salud peruano.

El viaje, de menos de 300 kilómetros, tendrá una duración de siete horas, debido a lo complicado de un trazado en el que abundan las pistas de tierra y los deslizamientos de lodo propios de la actual temporada de lluvias.

Por ello, se estima que los 14 heridos llegarán a Pisco en el transcurso de la noche, y de allí serán trasladados en aviones militares hasta la capital del país, donde se repartirán entre el Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) y el Hospital de Emergencias Pediátricas.

Según la nota de prensa oficial, el ministro de Salud, Oscar Ugarte Ubilluz, se dirige a Pisco para coordinar la evacuación y, posteriormente, partirá hacia la zona del desastre.

Las poblaciones cercanas al lugar de la tragedia también reaccionaron y muchas ya han enviado a parte de su personal médico a Coracora.

Por su parte, fuentes del hospital de esta localidad explicaron que el alto número de muertos y heridos se debe a que varios de los niños cayeron desde los 80 metros de alto e impactaron con la cabeza en las piedras del río, lo que les hizo perder masa encefálica.

Según el alcalde de Coracora, Walter Antayhua, hacía tiempo que se conocía el mal estado del puente, hecho de madera, por lo que los alumnos solían cruzar en fila de a uno.

De hecho, el próximo miércoles estaba programada una operación para mejorar el estado de la estructura, según afirmó Antayhua a la televisión peruana Canal N.