Temblores de 4,4 y 4,0 grados siguieron a otro de 4,3 que sacudió a Caracas

  • Caracas, 6 abr (EFE).- Un temblor de 4,4 grados en la escala de Richter sacudió hoy el estado venezolano de Carabobo, luego de que el domingo se registrara otro de 4,3 grados en Caracas y sus alrededores, y un tercero de 4,0 grados en el estado de Falcón.

Temblores de 4,4 y 4,0 grados siguieron a otro de 4,3 que sacudió a Caracas

Temblores de 4,4 y 4,0 grados siguieron a otro de 4,3 que sacudió a Caracas

Caracas, 6 abr (EFE).- Un temblor de 4,4 grados en la escala de Richter sacudió hoy el estado venezolano de Carabobo, luego de que el domingo se registrara otro de 4,3 grados en Caracas y sus alrededores, y un tercero de 4,0 grados en el estado de Falcón.

Expertos de la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis) informaron de esos movimientos telúricos, que no produjeron víctimas ni daños, en declaraciones a la emisora VTV de la red estatal de televisión.

El sismo de 4,4 grados en Carabobo fue registrado hoy a las 00.21 hora local (04.51 GMT), en tanto que el fenómeno telúrico de magnitud 4,0 grados sacudió a Falcón, asimismo en el noroeste de Venezuela, a las 19.56 (00.26 GMT).

Funvisis confirmó que se trata de fenómenos de magnitudes "moderadas, característicos del constante choque de placas tectónicas continentales con las marinas.

El temblor de 4,3 grados fue registrado por Funvisis a las 15.54 horas del domingo (20.24 GMT) y, debido a su superficialidad (1,5 kilómetros de profundidad), ocasionó algunas escenas de cierto pánico en Caracas, ante lo cual el Gobierno debió llamar a la calma.

El ministro del Interior, Tareck El Aissami, dijo asimismo en una llamada telefónica a la emisora VTV que algunos caraqueños estaban "evacuando residencias", por lo que los exhortó a no caer en pánico, lo mismo en la zona de La Güaira del vecino estado costero de Vargas, donde se localizó el epicentro.

El mayor sismo del período registró una magnitud de 4,5 grados en la escala de Richter y se produjo el pasado 28 de marzo en la península de Paria, en el extremo nororiental del país, donde tampoco se registraron daños ni víctimas.