Un científico italiano que alertó del seísmo fue apartado

Un científico italiano que alertó del seísmo fue apartado

Un científico italiano que alertó del seísmo fue apartado

ROMA (Reuters) - Un científico italiano predijo que habría un terremoto importante en la zona de L'Aquila semanas antes de que el desastre llegara el lunes a la ciudad del centro del país, causando la muerte de decenas de personas, pero fue denunciado a las autoridades por extender el pánico entre la población.

Los primeros temblores se sintieron en la región a mediados de enero y continuaron con intervalos regulares, aumentando la alarma en la ciudad medieval de la montañosa región de los Abruzzo, situada a unos 100 km al este de Roma.

Hace un mes, unas furgonetas con altavoces comenzaron a circular por L'Aquila pidiendo a sus habitantes que evacuaran sus casas, después de que el sismólogo Gioacchino Giuliani predijera que se iba a producir un gran terremoto, desatando la ira del alcalde.

Giuliani, que basó sus pronósticos en las concentraciones de gas radón en zonas sísmicamente activas, fue denunciado a la policía por "extender la alarma" y se vio obligado a quitar sus conclusiones de Internet.

El 31 de marzo, la Agencia de Protección Civil celebró en la localidad una reunión del Comité de Riesgos Principales, formado por científicos encargados de valorar estos riesgos, para tranquilizar a la población.

"Los temores que fueron sentidos por la población son parte de una secuencia típica (...) (que es) absolutamente normal en un área sísmica como la que hay alrededor de L'Aquila", dijo la agencia en un comunicado en la víspera del encuentro.

"Es útil subrayar que no es en ningún modo posible predecir un terremoto", agregó, y señaló que la agencia no veía motivos para la alarma, aunque a pesar de ello iba a llevar a cabo "un control y atención continuos".

Cuando los medios de comunicación preguntaron sobre el supuesto fallo de las autoridades a la hora de salvar a la población antes del terremoto, el director del Instituto Nacional de Geofísica, Enzo Boschi, quitó importancia a las predicciones de Giuliani.

"Cada vez que hay un seísmo hay gente que dice que lo ha predicho", afirmó. "Por lo que yo sé, nadie predijo este seísmo con precisión. No es posible predecir los terremotos".

Boschi dijo que el verdadero problema para Italia es el fracaso a la hora de tomar las precauciones adecuadas, a pesar de un trágico historial de terremotos.

"Tenemos seísmos fuertes, pero luego nos olvidamos y no hacemos nada. No está en nuestra cultura tomar precauciones o construir del modo adecuado en las áreas en las que podría haber terremotos fuertes".

(Información de Gavin Jones; Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid; Reuters Messaging: teresa.larraz.reuters.com@thomsonreuters.net + 34 915858341; teresa.larraz@thomsonreuters.com))