ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Un seísmo en una zona tribal afgana causa destrucción y una veintena de muertos

  • Kabul, 17 abr (EFE).- Un terremoto de 5,1 grados de magnitud en la escala abierta de Richter registrado esta madrugada en una vulnerable zona tribal del este afgano acabó con la vida de al menos 20 personas, dejó heridas a otras 50 y destruyó centenares de viviendas, bajo cuyos escombros trabajan los equipos de rescate.

Un seísmo en una zona tribal afgana causa destrucción y una veintena de muertos

Un seísmo en una zona tribal afgana causa destrucción y una veintena de muertos

Un seísmo en una zona tribal afgana causa destrucción y una veintena de muertos

Un seísmo en una zona tribal afgana causa destrucción y una veintena de muertos

Kabul, 17 abr (EFE).- Un terremoto de 5,1 grados de magnitud en la escala abierta de Richter registrado esta madrugada en una vulnerable zona tribal del este afgano acabó con la vida de al menos 20 personas, dejó heridas a otras 50 y destruyó centenares de viviendas, bajo cuyos escombros trabajan los equipos de rescate.

El presidente afgano, Hamid Karzai, explicó en un comunicado que el primer temblor tuvo su epicentro en el distrito de Shirzad, ubicado en la provincia oriental de Nangarhar, "después de la medianoche", mientras una réplica se registró "antes del amanecer".

Veinte personas perdieron la vida y otras 50 resultaron heridas, según Karzai, que habló por teléfono con las autoridades regionales para informarse sobre la catástrofe y con los líderes tribales de la zona para expresar "sus condolencias" a las familias de las víctimas, según la nota.

También ordenó el despliegue de los equipos de rescate en la zona y pidió a las organizaciones de ayuda humanitaria que presten asistencia a los familiares de las víctimas.

Contactado por teléfono, el jefe del Departamento Nacional de Desastres Naturales de Afganistán, Abdulmatin Edrak, confirmó a Efe la cifra de 20 muertos, a pesar de que una fuente de su oficina había elevado anteriormente a 22 las víctimas mortales.

Edrak insistió en que, tras conversar con las autoridades locales, el número confirmado de muertos no pasa de una veintena, aunque los equipos de rescate todavía están intentando hallar víctimas bajo los escombros y testigos citados por la agencia afgana AIP aseguraron que hasta 40 personas podrían haber fallecido.

"Entre 200 y 300 casas han resultado dañadas o destruidas", añadió el jefe del departamento.

También confirmó que el seísmo fue de 5,1 grados en la escala Richter (de 12), una magnitud relativamente baja, pero subrayó que el temblor fue especialmente destructivo debido a la vulnerabilidad de la zona.

En los últimos días se han registrado intensas lluvias en Shirzad, lo cual ha debilitado la estructura de las precarias viviendas locales que están hechas de adobe, explicó Edrak.

La "fragilidad" de estas construcciones ha hecho que se derruyeran tras los seísmos, que se registraron a las 01.00 hora local (20.30 GMT del jueves) y a las 04.00 (23.30 GMT de ayer), según precisó.

El portavoz del Gobierno provincial de Nangarhar, Ahmad Zia Abdulzai, aseguró a Efe que el temblor en Shirzad afectó especialmente a un pequeño municipio de la tribu nómada kuchi, que acostumbra a habitar en estas débiles viviendas.

Ésta es una de las numerosas tribus -todas de etnia pastún- que viven en Nangarhar, una región afgana fronteriza con Pakistán que se halla en la gran cordillera del Hindu Kush, que se extiende desde el centro afgano hasta la India.

El seísmo tuvo su epicentro a unos 85 kilómetros de Kabul y a 45 de la capital regional, Jalalabad, con una profundidad de 3,2 kilómetros.

También se dejó sentir en Pakistán, en concreto en Islamabad y la ciudad vecina de Rawalpindi, donde según una fuente del departamento meteorológico del país se registró un terremoto de 5,4 grados en la escala Richter con epicentro en Afganistán, aunque no se registraron víctimas ni daños en la propiedad privada.

El último gran terremoto en Afganistán tuvo lugar en abril de 2002, cuando al menos 27 personas murieron en un seísmo de 5,8 grados en el montañoso norte del país.

Otros temblores han sacudido en los últimos años -cinco muertos en 2005 y ocho en 2004- la cordillera del Hindu Kush.

El terremoto más destructor en la región fue el que en octubre de 2005, de 7,6 grados en la escala Richter, acabó con la vida de 86.000 personas en Cachemira, especialmente en su lado paquistaní.