Una fallecida en el accidente de Torres Cabrera estaba imputada en el caso de urbanismo de Baena

BAENA (CÓRDOBA), 12 (EUROPA PRESS)

El caso de urbanismo de Baena (Córdoba), en el que están imputados un concejal y cuatro ex ediles del PSOE, además de una funcionaria del Ayuntamiento baenense, ha dado un giro inesperado, ya que ésta última imputada, Isabel Jiménez, de 54 años, es una de las tres personas que fallecieron el pasado sábado en el accidente de tráfico de Torres Cabrera (Córdoba).

Según dijeron hoy a Europa Press fuentes cercanas al caso, esta circunstancia afectará, sin duda, al desarrollo del procedimiento que, en forma de diligencias previas, abrió en 2007 el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción único de Baena, en relación con la presunta comisión de los delitos de prevaricación y ordenación del territorio, respecto a la ejecución de obras sin licencia en al menos una docena de parcelas e inmuebles del pueblo entre 2002 y 2004.

A este respecto, la declaración que hizo en su día en el juzgado la ya desaparecida jefa de Negociado del Área de Urbanismo del Consistorio de Baena fue en el mismo sentido que la que hicieron el resto de imputados en este caso, es decir, negar, con el apoyo de documentación, que hubiesen dado el visto bueno a la ejecución de obras sin licencia.

Así lo hicieron ya, además de la funcionaria municipal fallecida, el concejal del actual gobierno municipal del PSOE en Baena José Calvo, y otros dos ex concejales del mismo partido, Cristóbal Tarifa y Vicente Mejías. También declararon ya, el pasado 7 de abril, los últimos imputados en este caso, Alberto Sánchez y Fernando Mora, que fueron tenientes de alcalde delegados de Urbanismo entre 1999 y 2003 y entre 2003 y 2007, respectivamente, y que se limitaron a explicar al juez cuáles fueron sus funciones en el Consistorio, asegurando que no cometieron irregularidad alguna, en cuanto a la ejecución de obras sin licencia.

De este procedimiento ya se desgajó en 2007 el caso de las llamadas 'facturas falsas', habiendo abierto el juzgado el pasado febrero otra pieza separada, para investigar la posible comisión de un delito de tráfico de información privilegiada de carácter urbanístico, que el mismo juzgado decidió archivar el pasado abril.

EL ACCIDENTE

El accidente de tráfico cuyo trágico desenlace afecta ahora al desarrollo del caso de urbanismo de Baena tuvo lugar tras una colisión frontolateral entre dos turismos en el kilómetro 286 de la N-432 (Granada-Badajoz), al parecer porque uno de los vehículos invadió el carril contrario. El choque se produjo entre un Renault Clio y un Rover 45. En este último viajaban dos de los fallecidos en el siniestro, un hombre de 43 años y su hija de 13 años, ambos naturales de Castro del Río (Córdoba).

La otra víctima mortal fue Isabel Jiménez, de 54 años, que viajaba en el Clio conducido por su hijo, que resultó herido leve y que el pasado domingo recibió el alta hospitalaria, resultando también herida una joven de 19 años, que ayer salió de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y pasó planta de hospitalización del Reina Sofía de Córdoba, y que igualmente viajaba en el Renault Clio.