Ahmadineyad ataca a Israel tras el escándalo ante la ONU

TEHERÁN (Reuters) - El presidente de Irán acusó el miércoles a Israel de "actos brutales" y "limpieza étnica" contra los palestinos, dos días después de que su denuncia del estado judío como racista hiciera que numerosos delegados abandonaran una cumbre de la ONU.

Mahmud Ahmadineyad dijo en una conferencia en Teherán sobre el "genocidio y los crímenes de guerra" de Israel en Gaza que los "criminales" judíos deberían ser llevados ante la justicia.

El mandatario dijo que Irán, enemigo de Israel, había emitido órdenes de arresto de 25 "criminales de guerra sionistas" a la Interpol. Teherán suele referirse a Israel como el "régimen sionista".

Ellos "deberían ser responsabilizados por toda su brutalidad", dijo Ahmadineyad en la reunión de fiscales de países islámicos, en un discurso transmitido en directo por la televisión estatal iraní.

"El sitio y asesinato masivo de palestinos en Gaza y la limpieza étnica en otras áreas ocupadas son considerados crímenes cometidos por el régimen sionista", agregó.

Sus declaraciones fueron traducidas por la cadena en lengua inglesa Press TV.

El Centro Palestino para los Derechos Humanos dijo que la ofensiva de 22 días de Israel contra Gaza causó la muerte a 1.434 palestinos, entre ellos 960 civiles, 239 agentes de policía y 235 combatientes.

En tanto, 13 israelíes murieron, tres de ellos por cohetes disparados contra el estado judío.

El presidente iraní, que en el pasado puso en duda el Holocausto nazi, denunció el lunes a Israel como un "Gobierno totalmente racista" fundado "con el pretexto del sufrimiento judío" en una conferencia de las Naciones Unidas sobre el racismo.

Durante los comentarios de Ahmadineyad, los países europeos que habían decidido no boicotear la reunión se retiraron de la sala, pero las delegaciones islámicas aplaudieron su gesto. El presidente estadounidense, Barack Obama, condenó el martes sus declaraciones como "atroces y objetables".

"DISCURSO SUAVE"

El miércoles, Ahmadineyad indicó que la conferencia de la ONU en Ginebra fue una derrota para Israel y acusó al estado judío de intentar introducir una nueva interpretación del racismo.

"Pero, por primera vez en una conferencia internacional, el espíritu libre de las naciones (...) neutralizó los malignos planes sionistas y salió victorioso", dijo Ahmadineyad.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, le acusó el martes de hacer un mal uso de la conferencia.

Ahmadineyad dijo que Ban Ki-moon le había pedido que hiciera un discurso "suave" en la reunión, pero que él había rechazado la demanda.

"Yo le dije que si no se expone todo esto en una conferencia de la ONU, ¿dónde pueden plantearse temas como los crímenes en Gaza (...) y el genocidio de palestinos?," agregó.

El presidente iraní dijo el miércoles sobre Obama, en un discurso en la localidad de Varamin, que "para mostrar que realmente quiere crear cambios podría haber ido a la cumbre (en Ginebra) y no sólo sentarse y condenar mis declaraciones. Eso no ayuda a detener el racismo".