Alarte dice que Camps tendrá que "abandonar su política del lloriqueo" después de la reunión con Chaves

ALICANTE, 22 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, opinó hoy que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, tendrá que "abandonar su política del victimismo permanente, su política del lloriqueo por las esquinas" después de la reunión con el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, al tiempo que consideró que el presidente tiene "algunos problemas de agenda" política por la acción del Gobierno.

Antes de la constitución del comité electoral para las elecciones al Parlamento Europeo, Jorge Alarte se refirió así, preguntado por los medios de comunicación en una rueda de prensa, sobre la reunión entre Camps y Chaves.

A este respecto, opinó que de esa reunión "sería previsible que el presidente Camps abandonara su política del victimismo permanente, su política del lloriqueo por las esquinas y que saliera un cambio de actitud del Gobierno de la Generalitat, equiparable al simbolismo que la visita del vicepresidente tercero significa, como gesto institucional y como voluntad sincera del Gobierno y, por supuesto, del PSOE por esta comunidad".

A su modo de ver, Camps "tiene algunos problemas, unos de carácter judicial y otros de ética y moral y tiene algunos otros de agenda" política, que hasta ahora era "bastante sencilla" y que se basaba en "el agua", en la "financiación" y en las "infraestructuras".

Según dijo, "la agenda era el agua" y "ahora el único que va a las manifestaciones a favor del agua es el que suscribe" y "el único que no fue a Elx fue el señor Camps".

De igual modo, respecto a "la agenda de la financiación autonómica", Alarte indicó que se heredó "un grave problema del modelo Aznar y Zaplana, que no revisaba la población". Sin embargo, aseveró que el Gobierno va a "resolver el problema de la financiación y el problema de la actualización de la población" y va a "reconocer, PSOE y el Gobierno de España, en el nuevo modelo la existencia de 5.018.000 valencianos y un mecanismo de actualización automática, como ya anunció el propio presidente y el anterior ministro de Economía"

Por lo tanto, según Alarte, "ya no hay victimismo con la financiación, ya no hay debate del agua". Ahora "nos han dejado solos en el agua y somos nosotros como siempre los que defendemos los intereses de la gente, tercera gran pata, que se cayó con Gürtel y con Alvarito y con la mala política de Camps", aseveró.

Respecto a las grandes infraestructuras, insistió en que el nuevo ministro de Fomento, José Blanco, "en su primera intervención hizo sólo una alusión a una comunidad, habló durante 15 minutos y sólo hizo una alusión a la Comunitat Valenciana para anunciar que el Gobierno tiene como objetivo prioritario y absoluto el AVE llegue a la Comunitat Valenciana".

El líder socialista resaltó que el Consejo de Ministros "va a aprobar una inversión adicional de 201 millones de euros en la estación de Atocha para agilizar aún más la llegada de la AVE a Valencia" y así, según recalcó, "el AVE llegará a Valencia en 2011, en 2012 en Alicante"

"La nueva agenda política es la de la ética, la de la necesidad de un cambio político en esta comunidad, de un nuevo modelo económico, social y desarrollo y acabar con la doble crisis: la valenciana, la de Camps, y la mundial".