Lorca aporta dos toneladas más de material para su envío a Sudamérica que en la anterior campaña de Proyecto Libro

LORCA (MURCIA), 13 (EUROPA PRESS)

La segunda edición del Proyecto Libro ha logrado recabar en Lorca cerca de nueve toneladas de material didáctico ya seleccionado y listo para su envío a Sudamérica, lo que supone dos toneladas más que en la anterior campaña, según informaron fuentes del Ayuntamiento de Lorca en un comunicado.

Personal técnico de la Comunidad Autónoma ha retirado de las instalaciones del Centro de Gestión de Residuos los 8.940 kilos que pesaron a su salida los diez palés de libros y otro material educativo destinado a aldeas de Ecuador, Perú y Nicaragua con escasos recursos de acceso a este tipo de necesidades escolares.

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Lorca, Melchor Morales, señaló que la iniciativa desarrollada en Lorca "es fruto de la colaboración entre la Comunidad Autónoma y la Federación de Municipios, a cuyo programa se han adscrito 30 localidades, entre ellas el Ayuntamiento de Lorca a través de la empresa competente en la valorización de los residuos sólidos, Limusa".

En este sentido, recordó que Lorca "ya fue el municipio con mayor participación ciudadana en la edición anterior con 6.298 kilos de material educativo apto para su uso, ya empaquetado".

Así, destacó que Lorca "se ha sumado a esta interesante propuesta a través de su participación activa en la Comisión de Coordinación para la Comunicación en materia Medioambiental para la reutilización de libros en países de habla hispana, con el fin de recoger libros y material didáctico que sea reutilizado por personas en las escuelas y centros sociales de países desfavorecidos de Sudamérica, fomentando así su educación, potenciando los valores sociales y humanos, y compartiendo la cultura reciclando".

La campaña comenzó el 15 de septiembre y en ella participaron los centros educativos de enseñanza Primaria y de Secundaria, institutos, y la biblioteca pública Pilar Barnés, además del Centro Cultural de la Ciudad, donde se han dispuesto cajas de embalaje para el depósito del material.

La recogida se llevó a cabo de manera escalonada por todas las sedes de recogida en varios plazos prefijados y una nueva ronda a demanda de los centros que aún restaban por retirar material entregado una vez ya finalizada la campaña, por parte de un servicio específico de Limusa organizado sólo para esas tareas.

Una vez retirado el material se clasificó durante más de dos meses en los que coincidieron tanto Navidad como "los días más duros de este invierno", en días de vacaciones y fines de semana, por parte de un grupo de voluntarios ambientales tanto de Lorca como de la vecina localidad de Aledo, que repiten en estas tareas.

El material seleccionado y ordenado por los voluntarios ha sido cuentos, libros, material escolar, diccionarios, enciclopedias, en perfectas condiciones de uso, esto es, apto para el objetivo para el que fue creado con el objeto de ser utilizado en instrucción escolar.