Una exposición presenta que borra las fronteras entre el arte y la antropología

  • Londres, 10 mar (EFE).- "Mitologías", una inmersión en el mundo de los antiguos gabinetes de curiosidades, es sin duda la exposición más extraña y a la vez más fascinante que puede verse en Londres, y que sirve para inaugurar el nuevo espacio de la galería Haunch of Venison, en el edificio que acogiera el Museo de la Humanidad.

Una exposición presenta que borra las fronteras entre el arte y la antropología

Una exposición presenta que borra las fronteras entre el arte y la antropología

Londres, 10 mar (EFE).- "Mitologías", una inmersión en el mundo de los antiguos gabinetes de curiosidades, es sin duda la exposición más extraña y a la vez más fascinante que puede verse en Londres, y que sirve para inaugurar el nuevo espacio de la galería Haunch of Venison, en el edificio que acogiera el Museo de la Humanidad.

Situado justo detrás de la Royal Academy of Arts, aquel museo albergaba las vastas colecciones etnográficas del Museo Británico y organizó importantes exposiciones sobre el Día de los Muertos de México o el teatro de sombras balinés.

La exposición que celebra del 12 de marzo al 25 de abril esta conocida galería privada londinense busca enlazar directamente con el antiguo uso de ese espacio y funciona como una especie de gigantesco gabinete de curiosidades.

Titulada "Mitologías", difumina las fronteras entre el arte, la historia natural, la etnografía y la antropología, y trata de provocar en el visitante una sensación de asombro similar al que debieron de sentir quienes acudían en siglos pasados a los gabinetes de curiosidades.

Haunch of Venison ha logrado reunir a más de cuarenta artistas de renombre internacional como la pareja rusa Ilya y Emilia Kabakov, los norteamericanos Bill Viola y Ed Kienholz, el francés Christian Boltanski, el italiano de origen griego Jannis Kounellis, los británicos Tony Cragg y Damien Hirst, el mexicano Carlos Amorales o el cubano residente en Estados Unidos Jorge Pardo.

La exposición es un cuarto de maravillas donde uno se topa con esqueletos de extraños animales, canes disecados que llevan en la boca a otros perros como presa, grandes aves de inspiración surrealista hechas con redes de pescadores, bombillas y aspas de ventilador, e incluso un ataúd de madera por cuyas rendijas salen, en vez de gusanos, decenas de cabezas de pajaritos.

De Carlos Amorales se ha elegido, entre otras obras, la titulada "Maravilla Inútil", consistente en una doble proyección sobre una pantalla: en uno de los lados se suceden continuamente distintas imágenes -una bandada de pájaros, una figura femenina arrodillada, un grupo de monos con cabezas de muerto- mientras que en el otro un mapamundi negro va desintegrándose lentamente.

El cubano residente en Los Ángeles Jorge Pardo muestra una gran máscara escultórica elaborada con pedacitos geométricos de papel coloreado que recuerdan las esculturas de los mayas.

De Bill Viola es el vídeo "Encarnación", en el que un hombre y una mujer totalmente desnudos y en blanco y negro avanzan hacia el espectador en medio de la oscuridad hasta atravesar una cortina de agua, momento en el que sus imágenes ganan de pronto precisión y color.

Kounellis ha llenado toda una sala de abrigos negros tendidos sobre el suelo en un rectángulo limitado por una hilera de zapatos viejos mientras que Ed y Nancy Kienholz han cubierto dos paredes de otra con 76 imágenes populares de Cristo montadas sobre unos instrumentos metálicos en forma de cruz a modo de exvotos.

Por su parte, Tony Cragg ha creado una escultura en bronce basada en el perfil múltiple, y en continua transformación, según el ángulo del que se mire, de uno de sus asistentes.

Los Kabakov titulan "Lo que veremos después de la muerte" una de sus instalaciones, consistente en tres grandes objetos iluminados que, examinados de cerca, muestran un paisaje a vista de pájaro y que, según esa pareja de artistas, responde a la idea de que después de la muerte veremos lo que dejamos atrás desde gran altura y en una configuración espacial nueva".

En el "Teatro de Sombras" de Boltanski se proyectan sobre la pared las siluetas casi demoníacas de marionetas en una especie de danza macabra mientras que el surcoreano Hyungkoo Lee ha creado los esqueletos de dos personajes de dibujos animados.

A su vez, la francesa Sophie Calle muestra la fotografía de una placa en la que aparece escrita la palabra "Torero" colocada sobre la arena de una plaza de toros- la de Sevilla- así como varias imágenes captadas con una Polaroid de estatuas cristianas destrozadas a martillazos por algún iconoclasta.