Aparicio considera que "no se pueden negar la seriedad y fortaleza de las propuestas del Banco de España"

GIJÓN, 22 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Burgos y ex ministro de Trabajo del Partido Popular, Juan Carlos Aparicio, abogó hoy por una necesaria "reflexión rápida" de porqué en España se está sintiendo de manera más intensa la crisis, o porqué algunos países de Europa pueden "soportar mejor" la crisis que, aun siendo global, "tiene rasgos mucho más acentuados en España". Al respecto, indicó que "tal vez hay que aparcar algunos dogmas y tópicos, y utilizar las claves que siempre han tenido el consenso y el entendimiento".

Sobre las declaraciones del Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, sobre el futuro de las pensiones, Aparicio aseguró que "no se puede negar a priori la seriedad y fortaleza de las propuestas del Banco de España, y menos aun cuando son personas elegidas por el Gobierno"

Para el ex ministro es necesario que las empresas españolas tengan "la misma capacidad de adaptación" a la crisis que están teniendo otros países que no tienen "la sangría, ni el mismo impacto en el empleo". Para Aparicio, eso debe traducirse en una combinación "no solo de los mecanismos de ajuste sino también de protección efectiva al desempleo y de incentivación de la búsqueda de empleo".

Aparicio hizo estas declaraciones a los medios de comunicación antes de participar como ponente en el 'IX Seminario Europeo sobre el Empleo' que se celebra entre hoy y mañana en Gijón y en el que intervino junto al jefe de Gabinete del Comisario Europeo de Asuntos Económicos y secretario de Organización del PSOE de Europa, Antoine Quero; el secretario de Acción Sindical de UGT, Antonio Ferrer; y el presidente de la Confederación Española de Trabajo Asociado (Coceta), Juan Antonio Pedreño, en la mesa redonda 'La repercusión: de lo global a lo local', moderada por la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso.

El ex ministro señaló, también, que si se llegara a un 19 por ciento de paro al final del año, pero esa situación se produce durante "unos pocos meses", la economía "lo puede soportar", ya que "de hecho España ha funcionado con tasas de paro comparables a las que hoy se están manejando e incluso superiores".

No obstante, dijo que "no se puede esperar cruzados de brazos" y que "no basta con dejar pasar el tiempo sino que hay que afrontar algunas reformas, deseablemente, en un contexto del diálogo social y con cooperación y consenso político". "Todo menos la inacción, porque eso no va a resolver nuestros problemas", apuntilló.

SITUACIÓN DE LAS PENSIONES

Aparicio, que recordó su participación en la elaboración y puesta en marcha del Pacto de Toledo, dijo que "el principio de sostenibilidad no tiene que ser solo aplicable al medio ambiente, sino que un sistema de protección social tiene que estar preparado para los momentos de bonanza pero también tiene que ser perfectamente sostenible en los momentos de dificultad".

Por ello, señaló que se debe ser "extraordinariamente prudente" en la expansión del gasto, ante lo que mostró su "duda personal" sobre si eso se ha hecho en los últimos años. "No se si estos años se ha querido ver la posibilidad de que hubiera un contexto mucho más difícil", comentó.

Asimismo, incidió en que ha llegado el momento de "reconocer la realidad de que hay menos empleo y que los españoles viven más tiempo", por lo que "llega el momento de reflexionar sobre la realidad española y las tendencias de Europa", así como sobre las soluciones posibles para que "haya un tiempo razonable de formación, un tiempo razonable de trabajo y un tiempo razonable de buenas prestaciones". "Eso pasa por no negar la realidad y que existen cambios a los que debemos adaptarnos", reseñó.

Por último, en cuanto a las propuestas del Banco de España para la reforma de la Seguridad Social y la comparecencia de su gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en la Comisión del Congreso para la reforma del Pacto de Toledo, Aparicio dijo que "lo que no se puede negar a priori es la seriedad y fortaleza de las propuestas del Banco de España, y menos aún cuando vienen de personas que han sido elegidas por el propio Gobierno". "El Banco de España es una institución que suele opinar con fundamento, y que puede equivocarse como otros, pero despreciar opiniones de personas a las que se les ha reconocido capacidad para gobernar la política monetaria española, no debe hacerse, es más que una cuestión de respeto", resaltó.

En este sentido, ante preguntas de los periodistas sobre si están en riesgo las pensiones, dijo que "en estos momentos no deben añadirse más factores de incertidumbre a los muchos que ya existen en la economía española". "Lo que habrá que hacer es ver las propuestas con seriedad en el ámbito de la Comisión del Pacto de Toledo", concluyó rechazando "las descalificaciones a priori" de algunas opiniones que entiende "en nada contribuyen a serenar el debate e introducir certidumbre en un cuadro sin duda muy difícil".