La NASA aprueba el transbordador para la misión al Hubble

CABO CAÑAVERAL, EEUU (Reuters) - Los directores de la NASA dieron el visto bueno al transbordador Atlantis para el lanzamiento del lunes, en la misión final para renovar el Telescopio Espacial Hubble.

El despegue está previsto para las 14.01 hora local del lunes (18:01 GMT) desde el Centro Espacial Kennedy en Florida. Meteorólogos predijeron que hay un 80 por ciento de posibilidades de que el clima sea el apropiado para el lanzamiento.

La NASA ha enviado cuatro misiones del transbordador para reparar y actualizar el telescopio, que fue lanzado en 1990 con la esperanza de que funcionara durante 10 a 15 años.

"Decir que recuperamos nuestra inversión con el Hubble sería quedarse corto", comentó el administrador asociado de la NASA Ed Weiler durante una reciente conferencia de prensa antes de la misión.

El Hubble ha sido clave para cambiar el conocimiento de los científicos sobre el universo y cómo funciona. Sus descubrimientos incluyen pruebas de que el espacio está en expansión a una velocidad cada vez más rápida y que el proceso de creación de planetas es muy común.

La tripulación de siete miembros del Atlantis tiene previsto realizar cinco paseos espaciales consecutivos para reparar equipamiento roto en el Hubble e instalar dos nuevos instrumentos científicos y reemplazar los giroscopios, baterías, y otros aparatos del telescopio.

Las actualizaciones deberían mantener al Hubble operando durante al menos cinco año más, pero para entonces su reemplazo, el Telescopio Espacial James Webb con sensores infrarrojos ya estaría en órbita.

La NASA también revisó el sábado los preparativos del lanzamiento del transbordador Endeavour, que está listo en una segunda plataforma de lanzamiento en caso de que la tripulación del Atlantis necesite ser rescatada.

Desde el desastre del Columbia en 2003, los astronautas han podido buscar refugio a bordo de la Estación Espacial Internacional si su nave sufre daños demasiado serios como para regresar a través de la atmósfera.

El Columbia se destruyó mientras se preparaba para aterrizar, resultado de una rotura en su escudo contra el calor provocado por un trozo de espuma aislante que se desprendió durante el despegue. Los siete astronautas a bordo murieron.

El Hubble orbita demasiado lejos de la Estación Espacial como para que el Atlantis se dirija a ella en caso de emergencia, así que la NASA elaboró un plan que consiste en tener listo un segundo transbordador para su lanzamiento en caso de que sea necesaria una misión de rescate.

Los astronautas del Atlantis revisarán su nave en búsqueda de daños una vez que estén en órbita y, si no encuentran problemas, el Endeavour será liberado de sus servicios y se preparará para su misión de junio a la estación espacial.