Apple, con problemas en Taiwan


Los trabajadores taiwaneses de la empresa Wintek piden a Apple un mayor control de los proveedores | GlobalPost

Los trabajadores taiwaneses de la empresa Wintek piden a Apple un mayor control de los proveedores | GlobalPost

TAIPEI (Taiwan) – Los grupos de defensa de los derechos de los trabajadores aumentan la presión contra el proveedor taiwanés de Apple Computer. Acusan a la compañía, el fabricante de pantallas planas Wintek, de explotar a los trabajadores en sus plantas de Taiwán y en su factoría subsidiaria en China.

Los grupos organizaron recientmente una manifestación en las afueras de la oficina de Apple en Taipei el jueves pasado, la primera vez que las emprenden directamente contra el líder informático norteamericano.Tras meses de negociaciones, afirman que Wintek no ha atendido a todas sus demandas.

"Queremos usar a Apple para presionar a Wintek", afirma Chu Wei-li, de 30 años y secretario general de la Federación Nacional de Sindicatos Independientes de Taipei, uno de los organizadores de las manifestaciones.

Estos grupos argumentan que Wintek despidió en diciembre a más de 600 personas sin previo aviso, recortó salarios y les hizo trabajar horas extras sin pagarles por ellas para cumplir con pedidos urgentes.

Asimismo sostienen que una filial de Wintek en Dongguan, China, ofrece condiciones de trabajo inaceptables, y que además redujo el salario de los trabajadores sin negociar y despidió ilegalmente a 19 empleados después de una huelga a mediados de abril.

Reducción de costes

Wintek niega toda responsabilidad. A través de un correo electrónico, la portavoz Susie Lee indica que la empresa registró pérdidas récord en 2008 debido a la crisis mundial y que se vio obligada a aplicar "medidas de reducción de costes".

También señala que los trabajadores despedidos recibieron indemnizaciones y que sus normas cumplen con las leyes y normativas locales, así como también con los acuerdos y "códigos de conducta" como proveedor.

"Esperamos… que ciertas personas o grupos no realicen acusaciones infundadas para dañar la reputación de Wintek y afectar las actividades normales de una empresa que se rige por la ley", escribió la portavoz. "Wintek tomará las medidas necesarias, incluyendo acciones legales, para proteger los negocios de la empresa y sus grupos interesados".

El portavoz de Apple para Asia Jill Tan indicó a través de un correo electrónico que "Apple tiene el compromiso de garantizar los máximos estándares de responsabilidad social donde quiera que se fabriquen nuestros productos", e invita a visitar la página web de la empresa sobre responsabilidad corporativa.

Apple realiza auditorías frecuentes de sus proveedores para asegurarse de que cumplen con el código de conducta de la empresa y "solicitamos acciones correctivas cuando encontramos problemas", declara Tan.

Otro caso anterior

No es la primera vez que Apple se ve cuestionada por las condiciones laborales de sus proveedores asiáticos. En 2006, la empresa inspeccionó un proveedor –filial de otra firma taiwanesa- tras informes de prensa sobre supuestas deficiencias en las condiciones de trabajo de una de sus plantas en China.

Apple descubrió que los empleados habían trabajado "un exceso de horas" en una planta que fabricaba iPods, según la BBC. La empresa indicó que el proveedor corrigió las anomalías y que desde entonces mantiene la semana laboral "normal" de 60 horas.

La actual protesta es atípica en el sentido que representa tantos a los trabajadores taiwaneses como chinos. También recibe apoyo de grupos similares en Hong Kong, China continental, Japón y Corea del Sur, según un comunicado de prensa sobre la protesta.

Ese día, unos 30 manifestantes de grupos locales de defensa de los trabajadores y sindicatos salieron con pancartas mientras coreaban esloganes como "negocio con corazón negro" (heixin giye) en frente de las oficinas de Apple en Taipei.

Uno de los manifestantes sostenía un portátil de Apple con los caracteres chinos de la palabra responsabilidad en la pantalla. Detrás de él, unos 25 policías vigilaban de pie. El beneficio neto de Apple durante el primer trimestre fiscal, finalizado el 28 de marzo, creció un 15 por ciento respecto al mismo período del año anterior.

Las ventas de Wintek se desplomaron en el último trimestre de 2008, según la información de su página web. Sin embargo, desde enero, se han recuperado de manera constante, con aumentos de mes sobre mes de 26 por ciento (febrero), 15 por ciento (marzo) y 13 por ciento (abril).

Wintek también fue objeto de rumores en marzo pasado ante la posibilidad de que Apple fabricara un miniordenador con una pantalla táctil producida por este proveedor taiwanés.

La empresa no quiso entregar detalles sobre los productos que fabrica para Apple y el gigante norteamericano se limitó a decir que no comenta "las relaciones con sus proveedores".

*Jonathan Adams cubre Taiwan para GlobalPost. Está especializado en tecnología y ha publicado en medios como The New York Times, Far Eastern Economic Review y Newsweek