China almacena vacunas contra la gripe aviar ante una posible epidemia

  • Pekín, 12 feb (EFE).- China está almacenando vacunas contra la gripe aviar en humanos producidas en el país ante una posible epidemia, según informó hoy la agencia de noticias estatal Xinhua.

China almacena vacunas contra la gripe aviar ante una posible epidemia

China almacena vacunas contra la gripe aviar ante una posible epidemia

Pekín, 12 feb (EFE).- China está almacenando vacunas contra la gripe aviar en humanos producidas en el país ante una posible epidemia, según informó hoy la agencia de noticias estatal Xinhua.

La vacuna llamada Panflu, fabricada por la firma farmacéutica local Sinovac Biotech, está diseñada para personas entre los 18 y los 60 años infectadas con el virus H5N1 y sus variantes, señaló Yan Jiangying, una portavoz de la Administración Estatal de Alimentos y Drogas.

Según el Ministerio de Salud chino, se registraron ocho casos de gripe aviar en humanos desde el pasado mes de diciembre y cinco de esas personas murieron.

"En consideración con esta seria situación, (...) la administración y la compañía supervisarán los productos al mismo tiempo, por eficiencia; de este modo se podrá disponer inmediatamente del tratamiento en caso de epidemia", subrayó Yan.

Otros países también están almacenando vacunas contra la gripe aviar ante un inesperado brote, precisó Yan.

La Administración Estatal de Alimentos y Drogas autorizó a la empresa Sinovac a empezar la producción de la vacuna en abril del 2008 después de dos años de ensayos clínicos.

China en el segundo país del mundo con la tecnología y la capacidad industrial para fabricar vacunas contra la gripe aviar en humanos.

China comenzó las investigaciones y experimentos como parte del proceso de creación de la vacuna en el 2005, después de un brote que causó graves pérdidas a los criadores de aves de corral.

Según los últimos datos de la OMS, la gripe aviar se ha cobrado desde el 2003 la vida de 252 de las 399 personas infectadas en 15 países, la mayoría de ellos en el sudeste asiático.

Los casos registrados indican que el contagio se debieron al contacto directo con aves infectadas, pero la OMS ha advertido de que si se produce una mutación del virus que permita el contagio entre humanos podría haber una pandemia de carácter global.