Disminuye el número aves que cruzan al Estrecho por los cambios climáticos del entorno

  • Ceuta, 22 abr (EFE).- El número de aves migratorias que cruzan el Estrecho de Gibraltar durante los periodos de migraciones ha descendido en los tres últimos años en la zona del Estrecho de Gibraltar como consecuencia de los efectos del cambio climático.

Disminuye el número aves que cruzan al Estrecho por los cambios climáticos del entorno

Disminuye el número aves que cruzan al Estrecho por los cambios climáticos del entorno

Ceuta, 22 abr (EFE).- El número de aves migratorias que cruzan el Estrecho de Gibraltar durante los periodos de migraciones ha descendido en los tres últimos años en la zona del Estrecho de Gibraltar como consecuencia de los efectos del cambio climático.

Según ha explicado José Navarrete, del grupo de anillamiento CHAGRA, durante los últimos años se ha producido un notable descenso en el número de aves que cruzan el Estrecho como consecuencia de una modificación medioambiental.

El análisis de esta asociación dedicada al estudio de las aves ha permitido determinar que "el hecho de que disminuyan las aves indica que sus entornos no son favorables o el ave está cambiando o el hábitat".

La excepción a la escasez de aves en esta migración ocurrió a mediados del pasado mes de marzo, en el que cruzaron en un solo día 13.000 milanos negros.

El ornitólogo ha explicado que "se suele pensar que los periodos de migración de las aves son la primavera y el otoño, lo cual no es cierto porque puede que la primavera sea el punto álgido, pero las cigüeñas, por ejemplo, están pasando desde enero y el tránsito es continuo".

José Navarrete ha precisado que para ser uno de los meses importantes hay menos migración de la que cabría esperar, tendencia que se viene repitiendo desde hace unos tres años, "porque a excepción de las aves marinas, a las que parece no afectarles, en el resto de especies hemos notado un considerable descenso en número".

Las aves consideradas como emigrantes diurnas tienen en Ceuta su paso obligado para poder acceder a la península, y entre ellas se encuentran el jilguero, el verderol o el verdecillo.

Estos pájaros son incapaces de atravesar por otras zonas, debido a que sienten 'miedo' de enfrentarse a un viaje en el que van a tener que volar sobre agua durante mucho tiempo.

El Estrecho de Gibraltar es un paso habitual de estas aves, que, dependiendo del lugar desde el que sople el viento, eligen una ruta u otra.