Mark Moffett: "Las hormigas se comportan como los ejércitos de Mordor"


Mark Moffett, durante una de sus expediciones (doctorbugs.com)

Mark Moffett, durante una de sus expediciones (doctorbugs.com) lainformacion.com

Etiquetas

Aunque nos parezca un universo apacible, la vida de las hormigas está plagada de conflictos. El entomólogo y aventurero Mark Moffett relata sus experiencias sobre el terreno en su último libro, "Adventures Among Ants" (Aventuras entre hormigas), en el que recuerda las similtudes entre las guerras de los humanos y las de estos pequeños insectos.

Pregunta. ¿Por qué dice que nos parecemos más a las hormigas que a los chimpancés?

Respuesta. Los humanos y las hormigas compartimos problemas que tienen que ver con vivir en sociedades con millones de individuos. ¿Qué simio tiene que tratar con asuntos de salud pública, carreteras, distribución de mercancías, economía de mercado, trabajo en equipo, agricultura y domesticación? Las hormigas tienen que gestionar todas estas cosas, aunque no usan necesariamente las mismas soluciones que nosotros.

P. ¿Cuál es el ejército de hormigas más temible con el que se ha topado en sus investigaciones?

R. Los ejércitos de hormigas africanas, la conocida marabunta, cuyos enjambres avanzan en masa cubriendo una línea de hasta 30 metros de ancho. Pueden cortar la carne, así que más te vale alejarte de ellas rápidamente.

P. Mientras leía sus trabajos, me acordé de El señor de los anillos. ¿Son los ejércitos de hormigas como los orcos?

R. Sí, son muy parecidos a los ejércitos de Mordor. De hecho, una de las reglas de la guerra es que cuando dos ejércitos se encuentran en el campo de batalla, la cantidad - el número de soldados - tiene más importancia que la calidad- lo bien o mal entrenados que estén. Este es el motivo por el que los ejércitos de hormigas de los que hablo son tan exitosos, porque sobrepasan en número a sus enemigos. Eso significa que en la realidad los orcos de Mordor habrían ganado.

P. ¿Qué estrategias parecidas a los humanos utilizan?

R. Muchas. De lo que hablamos es de la técnica de conmoción y sorpresa, que alcanza su máximo en los ejércitos de hormigas. Otras hormigas son diferentes, más que arrasar controlan territorios. Las tropas tienen que estar distribuidas para repeler los puntos de acceso de los enemigos.

P. He leído que algunas especies tienen hasta comandos suicidas.

R. Sí, como Camponotus saundersi, unas hormigas de Borneo que explotan al contacto con el enemigo y esparcen un pegamento tóxico a su alrededor.

P. Mucha gente cree que todas las hormigas se comportan igual en el hormiguero, ¿qué le dice su experiencia?

R. Las hormigas son individuos. Algunas trabajan más duro que otras, e incluso tratan de motivar a las más vagas para que hagan sus tareas. Y una hormiga puede mejorar su habilidad para hacer una tarea mejor que otra a través de la práctica.

P. ¿Hay líderes en el hormiguero? ¿Cómo se coordinan en los ataques?

R. Las hormigas raramente actúan con líderes. Cada hormiga tiene un poquito de conocimiento y como resultado el grupo, como un todo, se comporta de una manera que parece inteligente. Esto es lo que llamamos inteligencia colectiva. Es una manera de operar mucho más consistente que la humana, con un líder. Mata al líder y reinará el caos. Esto no sucede en un hormiguero.

P. También secuestran y hacen esclavos...

R. Sí, asaltan una colonia libre y roban a sus crías, que se desarrollan en huevos. Cuando crecen no se dan cuenta de que están viviendo con el enemigo y trabajan para ellos el resto de sus vidas. Así que la esclavitud en las hormigas tiene que ver con el engaño. Ocasionalmente hay una revuelta menor de esclavos, pero no sucede a menudo.

P. Me llama mucho la atención esas hormigas de las que habla, Dorymyrmex bicolor, que arrojan piedras a sus enemigos. ¿Cómo lo hacen?

R. Lo que hacen es impedir a sus competidores que salgan de sus nidos y lo hacen arrojando piedras en las entradas de sus hormigueros. Después pueden buscar comida ¡sin competencia!

P. Si caminamos por un bosque o la ciudad mirando al suelo, ¿cómo podemos reconocer una batalla de hormigas?

R. Hay ciertas hormigas que forman masas densas al borde de los caminos en primavera. Esas masas son obreras de diferentes colonias, combatiendo.

P. Usted ha pasado años escalando a árboles por todas las selvas del mundo. ¿Qué es lo más raro que ha encontrado en la copa de un árbol?

R. Una serpiente venenosa, mirándome a los ojos.

* Leer: La guerra de las hormigas: matan, saquean y hasta toman esclavos (lainformacion.com)