¿Qué queda de la gripe A un mes después de su estallido?


Resulta complicado saber cuándo apareció la Gripe A. Algunas informaciones apuntaron a Adela María Gutiérrez como el origen de los contagios después de su fallecimiento el 9 de abril y de que el 16 del pasado mes tres fuentes sanitarias diferentes confirmaran que se trataba de una nueva gripe. Más tarde se situó el origen de la enfermedad en un niño y, por último, en un laboratorio, extremo descartado por la OMS. Las tres posibilidades coinciden aproximadamente en el tiempo: el brote estalló hace poco más de un mes, día arriba día abajo. Pero, lo importante: ¿ha terminado?

México ya anunció que espera tener controlada por completo la enfermedad antes de final de año. ¿Y mientras? María Isabel Porras, profesora de Historia de la Medicina de la Universidad de Castilla - La Mancha y autora de una investigación sobre la pandemia de gripe de 1918-1919 estima que la evolución del virus es “imprevisible” en un artículo escrito para lainformacion.com.

En aquella pandemia fallecieron 50 millones de personas, pero no en el primer brote, sino en el segundo. Los afectados, como en el caso de la Gripe A, fueron mayoritariamente jóvenes y, como sucede también ahora, la situación de crisis económica y social “condicionó la respuesta ante la enfermedad”, relata la profesora Porras. Hay similitudes, pero también diferencias. Es cierto que el virus podría evolucionar, pero conviene mantener la calma para que las decisiones no se tomen presas del pánico, recomienda Porras.

Un 1% de muertes sobre los contagiados

A día de hoy la Organización Mundial de la Salud sigue manteniendo el nivel 5 sobre 6 de alerta pandémica, nivel que elvaría se los contagios fuera de América del Norte (origen de la pandemia) crecieran de forma sostenida. A día de hoy seguimos sin saber mucho más sobre la enfermedad de lo que sabíamos al principio, salvo que se trata de la primera epidemia ‘moderna’, es decir, que ha utilizado las redes de comunicación para extender los contagios: si a las plagas de la antigüedad les costaba meses o años en extenderse, en este caso ha sido cuestión de días.

Aunque los medios de comunicación han reducido su atención sobre la evolución de la enfermedad, ésta sigue creciendo: en España hay 100 casos, además de otros 23 en estudio, de los 6.497 casos que hay en 33 países de todo el mundo, los más recientes en unirse a la lista Perú y Malasia.

Por el momento ha fallecido aproximadamente el equivalente a un 1% de los contagiados oficiales: casi 70 personas. Ante una tasa de mortalidad tan baja comienzan a reestablecerse las relaciones normales con México: Argentina ya ha anunciado el reestablecimiento de sus vuelos con el país.