Respiro para el coral


El futuro del coral se ve amenazado por el calentamiento global y la acidificación de los mares | Flickr

El futuro del coral se ve amenazado por el calentamiento global y la acidificación de los mares | Flickr

El futuro del coral se ve amenazado por el calentamiento global y la acidificación de los mares | Flickr

El futuro del coral se ve amenazado por el calentamiento global y la acidificación de los mares | Flickr

Alivio para la Tierra. Cinco naciones, lideradas por Indonesia, firmaron el pasado fin de semana un acuerdo para la conservación de uno de los lugares más ricos del mundo en cuanto a diversidad marina.  La zona asiática conocida como Triángulo del Coral acoge a tres cuartas partes de la fauna mundial de este tipo, pero se enfrenta a la amenaza de la contaminación, cambio climático y  sobrepesca.

La preservación del área es esencial para los habitantes de esta remota parte del mundo. Se calcula que los ingresos de 120 millones de personas dependen de su existencia con una cifra de negocios cercana a los 2.000 millones de euros. El tamaño del llamado Triángulo del Coral es aproximadamente la mitad que Estados Unidos y ahora es objeto del mayor esfuerzo de conservación marina en la historia. La iniciativa ha sido acogida con buenos ojos por la comunidad internacional y, de hecho, el país que preside Barack Obama ha tomado la decisión  de apoyar la iniciativa con 40 millones de dólares (cerca de 30 millones de euros).

Esfuerzo sin precedentes

"Esta zona es la mayor expresión de vida marina en el mundo, 500 especies de coral y miles de tipos de peces de este hábitat", dice Scott Atkinson, representante regional de la ONG Iniciativa para la Conservación del Triángulo de Coral. "El acuerdo no tiene precedentes, no ha habido algo así nunca en términos de conservación marina", añade. Con la firma del tratado se estable un plan de acción de 10 años para la protección de arrecifes, pesquerías, manglares y especies amenazadas.

Esta maravilla de la naturaleza comprende Indonesia, Filipinas, Papua Nueva Guinea, las islas Salomón y Timor Oriental. Es curioso pero la mayoría de habitantes de estos territorios nunca han escuchado hablar de su existencia, como es el caso de la ciudad indonesia de Manado que acoge algunas de las especies más antiguas del mundo, lo que lo ha convertido en un lugar predilecto para los biólogos marinos, además de convertirse en el lugar escogido para la firma del tratado.

Sin embargo, el coral está desapareciendo a un ritmo vertiginoso. Los pescadores usan dinamita lo que diezma su existencia, por no hablar de la llegada de productos químicos. Afortunadamente, el presidente indonesio, Susilo Bamban Yudhoyono, ha mostrado un inteés importante en la preservación marina desde que fue elegido. De hecho, fue el impulsor de la conferencia internacional en la que se llegó al acuerdo.  Ahora habrá que ver si esta iniciativa no se queda a medio camino como el protocolo de Kioto o los objetivos del milenio para reducir la pobreza en el mundo.*Peter Gelling cubre Indonesia para GlobalPost. Ha publicado reportajes sobre este país en International Herald Tribune y The New York Times.