Aumenta en todo el mundo un extraño agente químico, el osmio

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Investigadores de la Universidad de Darmouth han determinado que la presencia en el aire y el agua de un raro elemento químico, el osmio, está aumentando en todo mundo. Atribuyen esta evolución al consumo de platino refinado, un componente básico en los catalizadores, dispositivo instalado en el motor de los coches para reducir las emisiones de los tubos de escape.

Una forma volátil de osmio se genera durante el refino del platino y también durante el funcionamiento de los vehículos, y posteriormente se ha ido dispersando por la atmósfera.

Como el osmio se encuentra en la naturaleza, los investigadores se sorprendieron al descubrir que la mayor parte de osmio detectado en la nieve y la lluvia, asi como en la superficie de ríos y océanos, se produce por la acciòn humana durante el refinado de platino. "Es interesante, puede que irónico, que se dejara de añadir plomo a la gasolina en los 70 con la aparición de los catalizadores, que reducían el humo de los tubos de escape", explicó Mukul Sharma, profesor de Ciencias de la Tierra de Dartmouth. "Ahora hemos aprendido que el uso de platino en estos dispositivios es el responsable de un incremento de osmio, Afortunadamente, a diferencia del plomo, la concentración de osmio en el agua es extremadamente pequeña y no conlleva riesgos para la vida".

El estudio, publicado en la edición online de la revista 'Proceedings' midió el osmio en las precipitaciones en América del Norte, Europa, Asia y la Antártida, asi como en supercicie y aguas profundas en el Atlántico Norte, Pacífico, Indico y Antártico. El osmio producido por el hombre también se genera en la fundición de cromo, inicineraciones hospitalarias y en el funcionamiento de los coches, pero su origen es fundamentalmente la extracción y refino de platino lo que produce la acumulación de osmio.

Sharma calcula que un 95 por ciento del platino que se produce en el mundo procede de Sudáfrica y Rusia, donde se somete a temperaturas extremadamente altas durante la extracción y refino.