Consuelo Guerri: "Sin ciencia pronto vamos a estar como en África"


  • La investigadora del centro Príncipe Felipe se hizo famosa por destinar los 25.000 euros de un prestigioso premio para pagar los salarios de su equipo. Luchadora nata, Guerri cree que los recortes en ciencia supondrán un retraso del que tardaremos años en salir.

La investigadora Consuelo Guerri cedió su premio para pagar a su equipo

La investigadora Consuelo Guerri cedió su premio para pagar a su equipo

Etiquetas

Sin ciencia no hay futuro

Consuelo Guerri se encuentra en el centro del huracán de los recortes. Como jefa del laboratorio de patología celular del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia ha vivido el despido de la mitad de la plantilla, la desaparición de líneas de investigación y el cierre del centro durante quince días. Su caso se hizo famoso porque utilizó los 25.000 euros del prestigioso premio Manfred Lautenschläger para pagar los sueldos de su equipo. Meses después, Guerri sigue dispuesta a luchar por su investigación sobre los efectos del alcohol sobre el sistema inmune.

Pregunta. ¿Aún hay esperanza para la ciencia?

Respuesta. Bueno, algo sí que queda, el problema es que nos hunden. Es como estar saliendo de un pozo y que te vuelvan a meter para abajo. Entiendo que se tienen que hacer recortes en nuestro país, pero la ciencia es un progreso y la gente no es consciente. Si la ciencia se hunde, después va a ser muy difícil remontar, tanto a nivel tanto de empresas como de I+D. No nos hemos quedado igual, es que nos han recortado un 25% que es una barbaridad, y el 38% a los proyectos de investigación...

P. ¿En qué situación está su grupo y los becarios que acogió?

R. En nuestro centro estamos muy mal, no sabemos si vamos a sobrevivir. El premio lo di porque veía lo que venía e hice lo posible para que algún becario que estaba financiado por el centro se pudiera mantener. Ya le estoy pagando el contrato. Tengo 8 personas y todas están pagadas por mí. Ahora todo depende de si me dan el proyecto porque, si no me lo dan, toda esta gente se va a la calle. Trato de ir a todo lo que sale, pero lo primero te quitan es el personal... Igual me lo quitan y de ocho personas nos quedamos solo dos.

P. ¿De dónde sacó el dinero?

P. Con los 25.000 euros que me dieron del premio tenía para un año, pero yo tenía un dinero guardado de los remanentes, de conferencias, de un libro... En total tenía otros 25.000 por ahí y la beca son dos años. Y con eso pude hacer un contrato para dos años a un becario pre-doctoral. También he acogido alguna persona de pre-doctorales de otros grupos que se han marchado.

P. ¿Qué consecuencias puede tener el recorte para su investigación?

R. El proyecto depende ahora de la secretaria de Estado, ahora no tenemos ni ministerio, para que veas cómo han considerado la ciencia... En junio o julio se sabrá. Nuestra investigación es sobre sistema inmune, alcohol y cerebro. Voy a hacer lo posible para mantenerme aunque sea a mí misma, hay que trabajar muchísimo más. Yo soy muy luchadora, aunque sea con poco dinero... Porque si lo pierdes... He hecho aportaciones científicas importantes en el campo del alcohol... En España yo creo que soy la única que aporto y mi grupo está en contacto con el instituto nacional de la salud de EEUU. Incluso les pediría ayuda a ellos.

P. ¿No descarta irse fuera a investigar?

R. No, no lo descarto, ya me lo han propuesto... Pero siempre pienso que es mejor aportar desde España. Todas estas cosas y años de investigación se perderían, es una pena... Es trabajo que se va a la basura.

P. El CIPF acaba de permanecer 15 días cerrado por el ERE. ¿Qué sensación le ha dejado?

R. Yo hace años que no me tomo vacaciones, porque en ciencia no se puede interrumpir. Yo en este parón tuve que venir y pedir permiso para acceder a algún archivo. Me va a pasar lo mismo en agosto, porque la ciencia sigue, te siguen pidiendo cosas. Yo cuando vengo no enciendo las luces y me da igual el aire acondicionado, pero una investigación tú no puedes paralizarla... Hay células que hemos tenido que mantener y como encargada del animalario del centro he tenido que estar pendiente de que las cosas funcionaran.

P. ¿Cuál es el balance de daños en Príncipe Felipe después de estos meses de eres y recortes?

R. Éramos 29 grupos de investigación y nos hemos quedado 11. Se han cortado muchas líneas de investigación. Algunos que estaban en la Universidad se han vuelto allí y no pasa nada. Lo más dramático es gente como Rafael Pulido y Jaime Font de Mora que investigaban una línea de cáncer que se han ido a su casa.

P. ¿Qué le parece el plan de reactivación del CIPF en el que se habla de medir el retorno de las investigaciones?

R. Casi todos los que trabajamos aquí lo hacemos en biomedicina y todo retornará a la sociedad. Es verdad que la investigación básica es más difícil que retorne a la sociedad. Pero para conocer un grupo de expresión de genes en cáncer, tienes que hacer modelos experimentales para después tratarlo... Todo retorna a la sociedad. Y la mayoría hacemos las dos cosas, investigación básica y colaboración con la investigación clínica.

P. ¿Qué futuro nos pronostica?

R. Con cada vez menos investigación y sin ciencia, pronto vamos a estar como en África. En diez años la mitad se habrá jubilado y no se habrá repuesto gente nueva. Francia y Alemania han aumentado progresivamente un 5-6% su inversión en investigación y nosotros tenemos un 25% de recorte, vamos hacia abajo. ¿Queremos estar como ellos o como el norte de África?

Seguir a @lainfo_ciencia