Detectan ácido fórmico, una molécula del origen de la vida en un meteorito que cayó en Canadá en el año 2000

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Un equipo de investigadores americanos anunció hoy que ha detectado en niveles récord ácido fórmico, una molécula implicada en el origen de la vida, en un meteorito que cayó en el año 2000 en el lago Tagish (Canadá).

Según señalaron hoy los investigadores en la reunión de la Unión Geofísica Americana, este ácido fórmico es de origen extraterrestre. "Somos afortunados de que el meteorito no hubiera sido tocado antes por las manos humanas, lo que evitó la contaminación por compuestos orgánicos que tenemos en los dedos", señaló el doctor Christopher Herd, responsable de la colección de meteoritos de la Universidad de Alberta. Al parecer, las bajas temperaturas permitieron que el ácido no se dispersara.

Según el análisis realizado a esta roca, se detectaron cuatro veces más de ácido fórmico que en otros fragmentos nunca antes registrados en meteoritos anteriores. Hasta ahora los estudios se habían centrado en el meteorito Murchison, caído en la ciudad del mismo nombre en Australia en 1969.

Así, los investigadores señalaron que en total se recogieron muestras del meteorito del lago Tagish que suman 850 gramos, comprados en 2006 por un consorcio entre el que figuraba el Museo Real de Ontario.

"Lo interesante es que podemos ver esta variabilidad entre meteoritos, que parece que han incrementado su enriquecimiento de un compuesto particular sobre otro", dijo el profesor en meteoritos y geoquímica del Colegio Imperial de Londres, Mark Sephton a la BBC.

Asimismo, señaló que ahora existe una muestra fresca y se puede empezar a analizar una porción distinta del cinturón de asteroides y más allá de eso una porción diferente del sistema solar.

En la Tierra, el ácido fórmico se encuentra comúnmente en los aguijones de insectos tales como las hormigas, pero el profesor Sephton es algo así como un "importante ingrediente de la cocina" en la Tierra antes de que la vida comenzara.

Los tipos particulares o isótopos, de hidrógeno que se encuentra en el ácido fórmico muestra que sobre todo se formó en las regiones más frías del espacio antes de que existiera el Sistema Solar.

Se conoce que el ácido actúa como un "agente reductor", como un imán para los átomos de oxígeno durante las reacciones químicas, y facilita la conversión de algunos aminoácidos en otros. Asimismo, este ácido podría estar implicado en la transformación del Ácido Ribonucleíco (ARN) en ácido desoxirribonucleico (ADN).