En el futuro las técnicas de diagnóstico por imagen serán más precisas y menos invasivas, según un estudio

Fenin y OPTI destacan que esto supone una oportunidad para la industria de tecnología sanitaria en España

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

En el futuro las técnicas de diagnóstico por imagen serán más precisas y menos invasivas, según muestran las conclusiones del estudio de prospectiva 'Diagnóstico por Imagen', realizado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) y la Fundación del Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industrial (OPTI), y que ha sido presentado hoy en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Los representantes de ambas entidades destacaron que esto supone una oportunidad para la industria de tecnología sanitaria en España, e indicaron que actualmente entre las estrategias para su desarrollo se encuentra el desarrollo de técnicas híbridas, como el PET-RM, los rayos X/PET o la combinación imagen óptica /RM o el desarrollo de técnicas de adquisición de imágenes tridimensionales.

La responsable de Análisis y Estudios de Fenin, Concha Toribio, señaló que los resultados de este estudio revelaron, en relación con la imagen para la investigación clínica, que se desarrollarán nuevos agentes de contraste y trazadores más eficaces e inocuos y se extenderá el uso de instrumentos de imagen multimodal para estudios pre-clínicos en fisiopatología del cáncer, neurología, y cardiología, así como estudio de fármacos.

En cuanto a la imagen para el diagnóstico clínico, señaló que se extenderá el uso de sistemas de biopsia guiada por imagen, el uso de instrumentos híbridos y, además, el desarrollo de los sistemas de telecomunicaciones permitirá resolver los procesos diagnosticados complejos o urgentes desde cualquier ubicación, para lo que se prevé la creación de centros consultores operativos las 24 horas para dar soporte a distancia.

Asimismo, apuntó que las técnicas basadas en PET (tomografía por emisión de positrones) permitirán diagnosticar el Alzheimer y otros procesos neurodegenerativos en su estadio precoz, y que se desarrollará la obtención de imágenes 3D en técnicas en las que ahora sólo se obtienen 2D.

Por otro lado, respecto a la imagen peroperatoria, Toribio señaló que se generalizará el acceso a las imágenes previas del paciente en el mismo quirófano, y se desarrollarán técnicas que permitan visualizar en 3D los resultados diagnósticos sobre la imagen real. En este sentido, destacó que "el futuro es el desarrollo de las imágenes y el desarrollo de esas tecnologías 3D".

En cuanto a las barreras, indicó que son aspectos legales y éticos, y por otro lado de organización de los hospitales, es decir, "tener centros donde se puedan realizar este tipo de intervenciones, tanto por tamaño, como por instalaciones con tecnología suficiente". Por último, señaló la imagen para la planificación en radioterapia, e indicó que se desarrollarán nuevos sistemas de conformación de dosis de radioterapia guiados por imagen, disminuyendo la morbilidad y permitiendo el retratamiento de lesiones.

TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN

El especialista en la Unidad de Cirugía guiada por Imagen del Hospital Clínico San Carlos, el doctor Julio Mayol, señaló que la actividad quirúrgica tiene implicaciones tanto en los pacientes como en la sociedad, en la profesión y en el desarrollo personal. "En España vivimos en una continua inflación entre la productividad y el coste, especialmente en Sanidad", dijo.

En este sentido, destacó que para aumentar la productividad y tratar a más pacientes existen dos maneras, por un lado el 'outcoming' --que no genera un valor añadido-- y, por otro, la tecnología, que tiene como consecuencia la productividad. "Pero no cualquiera, sino la que cambia completamente lo que hacía la anterior", precisó.

"Tradicionalmente hemos sido consumidores de tecnología, pero debemos de empezar a innovar con el objetivo, desde el punto de vista sanitario, de mejorar y obtener beneficio científico-técnico", apuntó y añadió que, de esta manera, "se consigue el progreso social, el retorno económico y se mantendrían a los profesionales activos".

Respecto a la fusión de la imagen junto a la cirugía, el doctor Mayol señaló que la cirugía actual tiene un diagnóstico preciso, pero cuando lo trasladamos a la cirugía laparoscópica eso obliga a utilizar una sonda de ecografía, porque no se sabe exactamente dónde está, no lo vemos. "Ese tumor que se ve tan bien en la resonancia magnética en la realidad no se ve, y luego hay que aplicar una energía para destruirlo, pero no sabemos cuánta ni con qué límites y, cuando hacemos eso mal, causamos daño, y queremos solucionarlo", puntualizó.