Garmendia entrega a Manel Esteller y Andrés E. de la Torre los Premios de Investigación Biomédica de la Fundación Lilly

El importe de los premios será empleado en descifrar un epigenoma del cáncer completo y en el conocimiento de los mecanismos que desencadenan la lesión pulmonar aguda

MADRID, 06 (EUROPA PRESS)

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, entregó hoy en Madrid el Premio de Investigación Biomédica 2009 de la Fundación Lilly en la categoría de Investigación Biomédica Preclínica al director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge (Barcelona), el doctor Manel Esteller, y el premio en Investigación Biomédica Clínica al jefe del grupo del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias (CIBERER), el doctor Andrés Esteban de la Torre.

Este galardón reconoce la trayectoria y el esfuerzo personal de los investigadores, que reciben 200.000 euros en la categoría preclínica y 150.000 en la clínica respectivamente, con el objetivo de dar "apoyo al inicio o continuidad de los proyectos de investigación de su grupo", comentó el director de la Fundación Lilly, José Antonio Gutiérrez Fuentes.

Descifrar un epigenoma del cáncer completo así como establecer mapas epigenómicos de células normales y transformadas son dos de las líneas de investigación en las que el doctor Manel Esteller va a invertir el premio de 200.000 euros que le ha otorgado la fundación.

Según explicó este experto, "el objetivo último de las investigaciones es conocer las causas epigenéticas del cáncer", es decir, "identificar las alteraciones que inactivan los genes protectores del cáncer y desarrollar fármacos que reviertan ese proceso y lo reactiven".

Hasta la fecha, esta línea de investigación ha dado lugar a dos estrategias terapéuticas: por un lado, se ha utilizado como técnica complementaria de biomarcadores en el desarrollo del cáncer y para predecir respuestas a la quimioterapia y a los fármacos.

En este sentido, el responsable del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge destacó la ventaja del epigenoma respecto al genoma. "Con fármacos podemos llegar a restaurar el epigenoma mientras que no es tan sencillo hacerlo con el genoma", explicó.

Por otra parte, en palabras del doctor Esteller, "otro de los grandes retos de la epigenética es extender el conocimiento que se ha adquirido en el campo de la oncología a otras enfermedades como el Alzheimer o las cardiovasculares". "Ya conseguimos revertir un 60 por ciento de los tumores humanos, mientras que curamos un 0 por ciento del Alzheimer", apuntó.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS PARA LESIONES PULMONARES AGUDAS

El jefe del CIBERER por su parte, invertirá los 150.000 euros de su galardón en el conocimiento de los mecanismos bioquímicos y moleculares que desencadenan la lesión pulmonar aguda, más conocida como distrés respiratorio agudo, y el hallazgo de marcadores diagnósticos para la detección de la enfermedad en su fase inicial.

El síndrome de distrés respiratorio agudo es una patología frecuente en los pacientes de las unidades de críticos. Es un síndrome de insuficiencia pulmonar progresiva de elevada prevalencia con una media de 60 pacientes por cada 100.000 habitantes y año, que cuenta con unos índices de mortalidad asociados superiores al 50 por ciento de los casos.

Los expertos coinciden en señalar que tanto su forma de presentación --complicaciones de sepsis, neumonía, traumatismos o cirugías--, como la dificultad de un diagnóstico precoz y la ausencia de un tratamiento eficaz llevan aparejadas una dificultad de manejo, una elevada mortalidad y un elevado consumo de recursos.

"En la mayoría de los casos el diagnóstico del síndrome de distrés respiratorio agudo se realiza cuando el paciente ya presenta un estadio muy avanzado y cuando los tratamientos anteriores han fracasado", comentó el doctor de la Torre.

"Por ello, se hace imprescindible conocer los mecanismos que activan la aparición de la enfermedad, cómo afectan al organismo y sobre todo profundizar en los criterios bioquímicos y moleculares para realizar un diagnóstico precoz en pacientes con riesgo elevado de padecer la enfermedad", explicó este experto.

De este modo, "el premio concedido por la Fundación Lilly estará destinado a "saber qué tipo de paciente tiene más riesgo de padecer este síndrome y cómo monitorizarlo en las primeras fases con el fin de instaurar tratamientos precoces y reducir los índices de mortalidad asociados", señaló.