La forma y el color de la cuchara condicionan el sabor de lo que comes

  • Las características de la cubertería cambian nuestra percepción, según un estudio.

  • Un yogur nos parece más o menos ligero, por ejemplo, en función del cubierto.

Una imagen del estudio sobre el efecto del cubierto en la percepción

Una imagen del estudio sobre el efecto del cubierto en la percepción Elizabeth Willing

Etiquetas

Que la comida entra por los ojos es parte de la sabiduría popular. Y que el formato en que se presenta influye en nuestra experiencia es algo comprobado por la ciencia. En los últimos tiempos, por ejemplo, los científicos han estudiado la influencia que tienen en nuestra forma de percibir el color y la forma de los envases o la textura del alimento, pero ¿cómo nos afecta el cubierto que utilizamos para comer?

Un grupo de científicos de la Universidad de Oxford acaba de publicar en la revista Flavour una investigación sobre el efecto que tienen los cubiertos a la hora de comer. Para ello, explican, diseñaron "tres experimentos diseñados para investigar si los sabores de la comida varían cuando las propiedades táctiles de la cubertería de plástico en la que se presentan son alteradas".

--> Ver: No somos lo que comemos, somos lo que pensamos que comemos.

Durante las pruebas los investigadores variaron el peso, el color y la forma de los cubiertos y descubrieron que estas modificaciones tenían efectos sobre lo dulce o salado que resultaba el alimento y sobre la valoración que ofrecían los sujetos. Los resultados revelaron, por ejemplo, que el yogur resultaba más denso y más caro cuando se ofrecía en una cuchara más ligera, que el tamaño de la cuchara influía en el grado de dulzor percibido.

El color de los cubiertos, sin embargo, interactúa con el color del alimento, especialmente cuando se produce algún tipo de contraste. El yogur blanco, por ejemplo, se percibe como mucho más dulce cuando se sirve en una cuchara del mismo color y menos cuando el mismo yogur se teñía de rosa. Cuando se servían los yogures blanco y rosa en cucharas negras, el efecto se invertía.

Por último, los investigadores comprobaron los efectos en el cambio de forma de los cubiertos. Los resultados mostraron que la comida se percibe más salada si se sirve con un cuchillo que si se sirve con un tenedor o una cuchara.

Referencia: The taste of cutlery: how the taste of food is affected by the weight, size, shape, and colour of the cutlery used to eat it (Flavour)