La ministra de Ciencia augura que el Gran Tanque de Ingeniería Marítima será "referente internacional"

Gorostiaga subraya que la transformación de la industria cántabra está pasando de la fase de los estudios a la de los hechos

SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS)

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, considera que el Gran Tanque de Ingeniería Marítima del Parque Científico y Tecnológico de Cantabria (PCTCAN) "está llamado a convertirse en referente internacional". En este sentido, la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Dolores Gorostiaga, enfatizó que con esta infraestructura, "Cantabria quiere convertirse en el referente mundial de la investigación y el desarrollo de la energía marina".

Ambas realizaron estas reflexiones en Santander, en el acto de colocación de la primera piedra de esta instalación, que pertenece al Instituto de Hidráulica Ambiental y forma parte del Mapa de Instalaciones Científicas y Técnicas Singulares de España. En sus 11.200 metros cuadrados de superficie se permitirá el modelado físico de problemas en aguas profundas y someras y la simulación de mareas o el estudio de aguas, entre otras labores de investigación.

El Gran Tanque de Ingeniería Marítima contará con una aportación adicional de seis millones de euros dentro del Plan para el Estímulo y la Economía y el Empleo (Plan E) del Gobierno de España, para "acelerar" su puesta en marcha. Esta cantidad se suma al préstamo de 12 millones de euros que acordaron en un convenio en diciembre de 2008 el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Gobierno de Cantabria.

Además, el Gobierno central destinará una subvención extraordinaria de dos millones de euros, también dentro del Plan E, para el impulso a las empresas de base tecnológica en el PCTCAN, según afirmó la ministra en su intervención.

La ministra elogió que esta infraestructura permitirá un "uso más eficiente de los recursos" como el mar, que "va a poder ofrecer nuevas oportunidades a las empresas". El Gran Tanque permitirá que los cántabros "conozcan el mar y su riqueza", añadió, por lo que valoró que también contribuye a mejorar la percepción pública de la ciencia.

Asimismo, incidió en que obras como la del Parque Científico dan un "mayor dinamismo" al sector de la construcción, ya que las empresas trabajan en edificios con "valor añadido", además de tener un efecto sobre los proveedores, que al trabajar en un campo relacionado con la innovación, tienen que formarse y pueden entrar en "nichos reducidos" de trabajo.

El director del Instituto de Hidráulica Ambiental, Íñigo Losada, explicó que este organismo investigador tendrá sede en el PCTCAN, que permitirá aumentar el número de investigadores, estimados en 200. Además de este edificio y del propio tanque, con unas dimensiones "extraordinarias", habrá otro de 5.500 metros cuadros, para departamentos de I+D+i de las empresas con vinculación con el Instituto, para facilitar la transferencia del conocimiento.

NUEVO MODELO PRODUCTIVO

La vicepresidenta del Gobierno cántabro valoró que la región "está empezando a construir ya el nuevo modelo productivo que esta comunidad necesita para que volvamos a generar empleo, y para que ese empleo aporte mayor estabilidad", de forma que a su juicio, la "transformación" de la industria está "superando paulatinamente" la fase de los estudios para "adentrarse en la fase de la realidad, de los hechos".

Por su parte, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, instó a "abandonar ya la palabra crisis" para hablar de "medidas contra la crisis", señalando que la región se ha "adelantado" en la búsqueda de un nuevo modelo. Revilla pronosticó que la solución llegará "más pronto de lo que algunos agoreros vaticinan". Además. auguró que en un futuro el petróleo "será un recuerdo" similar al carbón en cuanto a su uso industrial.

Y el rector de la Universidad de Cantabria (UC), que participa en el Instituto de Hidráulica Ambiental junto al Gobierno regional, Federico Gutiérrez-Solana, apostó por que el desarrollo no esté centrado en el "crecimiento especulativo" y sí en "crecimiento competitivo", ya que "competitividad significa conocimiento".

El también presidente de la Confederación de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) animó a "ganar el futuro" con este nuevo modelo económico para que de esta forma "no se repitan acontecimientos como los que acabamos de vivir". Gutiérrez Solana también hizo hincapié en la planificación de esta infraestructura, de la que remarcó que supone la transferencia del conocimiento de la institución académica a la sociedad.

GRAN TANQUE

Las obras del Instituto de Hidráulica Ambiental y el Gran Tanque de Ingeniería Marítima han sido adjudicadas a Acciona/Copsesa en 16,1 millones de euros, a los que hay que añadir otros 5 millones para el equipamiento y los instrumentos científicos que requiere la instalación.

En el tanque, de 28 metros de longitud, 8,6 metros de anchura y 1,2 metros de altura, se realizarán ensayos tridimensionales y bidimensionales de estabilidad, transmisión, reflexión y rebase de estructuras verticales y diques.

Esta infraestructura permitirá el desarrollo de diferentes aplicaciones asociadas al estudio de la hidrodinámica de la zona costera, el diseño de infraestructuras de defensa de la costa y puertos, la erosión costera, dragados, nuevas tecnologías constructivas en el medio marino, problemas de cimentaciones marinas o el análisis de nuevas tecnologías submarinas.

Así, se podrán analizar nuevas tecnologías submarinas, o sistemas de obtención de energía del medio marino, y, en general, cualquier actividad en el ámbito de la ingeniería marítima (offshore y costera) que requiera modelado físico y/o numérico.

El sistema de modelado físico estará integrado, inicialmente, por un tanque oceánico-costero y un canal para la generación de oleaje y tsunamis aunque en un principio no se descarta la incorporación de nuevos tanques o canales en un futuro.

INAUGURACIÓN

Las autoridades introdujeron en una urna una copia del manuscrito de la Declaración del Agua; un póster con todos los modelos numéricos que el Instituto de Hidráulica realiza para comprobar el estado del mar; una imagen de los estudios de hidráulica diseñados por Leonardo Da Vinci; un ejemplar de los periódicos del día; y seis litros de agua de diferentes procedencias para representar el ciclo integral.

En concreto, la primera agua del Gran Tanque de Ingeniería Marítima es una mezcla de agua de lluvia, de la Autovía del Agua, del Pico Tres Mares, del goteo de una estalactita de la cueva de La Garma, y de la Antártida y del Pacífico, obtenidas las dos últimas en misiones del buque Hespérides.