La NASA podría crear en el Centro de Investigación de Atmósfera y Clima de Toledo una base para procesar datos

TOLEDO, 30 (EUROPA PRESS)

La NASA podría instalar una base en Castilla-La Mancha, más concretamente en Toledo que albergará el Centro de Investigación de Atmósfera y Clima, el único en España en el que procesarán y validarán datos para investigar la química atmosférica y su influencia en el cambio climático y viceversa.

Así lo confirmó en rueda de prensa el presidente del CSIC, Rafael Rodrigo, tras firmar un acuerdo con el presidente de la Fundación General de Medio Ambiente, José Luis Martínez Guijarro, y la consejera de Educación y Ciencia, María Ángeles García, para la creación de dicho centro.

El Centro de la Atmósfera y el Clima comenzará en pocas semanas su actividad en un local provisional mientras se construye la sede definitiva en terrenos muy próximos a la Fábrica de Armas de Toledo. El CSIC aportará al equipo de investigadores, la Fundación se encargará de la gestión y la Consejería de Educación y Ciencia los fondos necesarios para su puesta en marcha. Para este año 2009 hay presupuestados 500.000 euros.

Entre sus funciones destacan la de profundizar en el conocimiento y en la investigación en la composición atmosférica y el clima, desarrollar líneas de investigación que le hagan establecerse como núcleo de referencia tanto en España como a nivel internacional, y asesorar en el diseño de medidas de predicción y mitigación de procesos climáticos.

Por todo ello, Rafael Rodrigo destacó la importancia que este centro tiene también para el CSIC, pues se cumple así una de sus misiones, como es colaborar con las comunidades autónomas, para crear una "red tupida de centros de investigación y desarrollo".

"Cumplimos también nuestro deber con un disciplina con la que el CSIC está haciendo un esfuerzo especial, como es el del cambio climático, que conforma uno de nuestros ejes estratégicos 2010-2013, para entenderlo de manera global, pues en la actualidad hay 10 ó 12 centros que lo abordan sólo a través de métodos parciales", explicó.

Con esta firma, prosiguió el responsable del CSIC "plasmamos esa realidad después de dos años de trabajo, que se basa en un proyecto científico con unos unos investigadores que serán capaces de desarrollarlo, bajo el liderazgo de Alfonso Saiz".

Rodrigo remarcó asimismo la importancia que a la hora de desarrollar este proyecto tiene la relación con otras instituciones extranjeras, como es el uso de las medidas proporcionadas por la NASA, "que se procurará tenga aquí un centro de procesamiento y validación de datos, para saber cómo influye la química atmosférica en el clima, y viceversa".

Por último, expresó satisfacción por este primer apoyo del Gobierno regional, colaboración, dijo "que no se quedará aquí, sino que se materializará en nuevos proyectos que espero se plasmen en breve", felicitando al Gobierno regional por el impulso que hace de la I+D+i.

GRAN RIESGO DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Por su parte el presidente defendió que para la Fundación General de Medio Ambiente "es un placer poder contribuir a la creación de este importante proyecto, dado que el cambio climático es uno de los grandes riesgos en estos momentos, y las contribuciones que podemos hacer a esta investigación son importantes".

Expresó Martínez Guijarro su satisfacción personal por la incorporación de Alfonso Saiz a este centro, "un castellano-manchego que estará al frente de este centro de investigación, que tras formarse en la UCLM y tener un brillante curriculum en la NASA, lo recuperamos para la investigación en la región".

Por su parte la responsable regional de Educación agradeció al CSIC que haya comprendido que la región existe y tiene un modelo de desarrollo económico que ha de estar basado en la Innovación, investigación y conocimiento.

"Tiene razón en querer colaborar con nosotros porque el Gobierno regional ha pasado de destinar el 0,4 por ciento del Producto Interior a investigación, al 1 por ciento en el 2008, y a que el sistema de I+D regional haya experimentado un crecimiento del gasto del 37,4 por ciento de 2006 a 2007, triplicando el crecimiento español", concluyó.