Los astronautas del Atlantis culminan las reparaciones del Hubble

MADRID, 19 (EUROPA PRESS

Los astronautas del transbordador Atlantis completaron hoy la última de las cinco complejas caminatas espaciales para reparar el telescopio Hubble, dejando al instrumento de 19 años de antigüedad en el máximo de su capacidad para realizar observaciones.

Las caminatas previas durante la misión de 11 días del Atlantis en el telescopio del tamaño de un autobús se vieron dificultadas por pestillos congelados y equipamiento inadecuado, lo que complicó el trabajo de los astronautas mientras los controladores en Tierra luchaban por improvisar soluciones.

Pero la caminata de siete horas de John Grunsfeld y Andrew Feustel el lunes fue realizada con completo éxito y la NASA agregó una tarea final: reemplazar parte del material aislante de calor del telescopio. Posiblemente fue la última vez que unas manos humanas tocaron al Hubble, dado que la NASA planea retirar su flota de transbordadores el año próximo.

La agencia espacial estadounidense espera que las mejoras mantengan operativo al Hubble al menos hasta el 2014 para poder trabajar con calma en su reemplazo, el Telescopio Espacial James Webb.

"Hola John, ustedes realizaron una serie genial de caminatas espaciales. Entren", dijo el comandante del transbordador Scott Altman a Grunsfeld después de que junto a Feustel reemplazara las baterías y un sensor del Hubble. "Estoy en camino", respondió Grunsfeld.

Antes de regresar a la esclusa del Atlantis, Grunsfeld se despidió del Hubble como si fuera un viejo amigo. "Quiero desearle al Hubble su propio set de aventuras y que con los nuevos instrumentos que hemos instalado pueda descubrir más misterios del universo", dijo.

El telescopio es ahora "más poderoso que nunca" y tiene la capacidad de descubrir las masas de agujeros negros y determinar la composición de planetas remotos, sostuvo Jennifer Wiseman, jefa de astrofísica estelar y planetaria del Centro de Vuelo Goddard de la NASA. "Es casi como empezar con un observatorio totalmente nuevo", explicó.

Los beneficios para los científicos se producen con grandes esfuerzos por parte de los astronautas del Atlantis, quienes llevaron adelante la caminata espacial más larga en la historia de la NASA para una misión en el Hubble.

En dos caminatas, los astronautas removieron decenas de pequeños tornillos y abrieron al telescopio para sacar unos afilados circuitos de computadoras que no fueron diseñados para ser reparados en el espacio, una tarea que los funcionarios de la NASA compararon a una cirugía cerebral.

La tripulación del Atlantis planea devolver al Hubble a la órbita este martes y regresar el viernes al Centro Espacial Kennedy de Florida.