Pere Estupinyà: "No somos tan racionales como pensamos"


Etiquetas

En 1949 los psicólogos Jerome S. Bruner y Leo Postman realizaron un experimento con un grupo de 28 estudiantes de Harvard y una baraja de póquer trucada. En lugar de los colores habituales, las picas  aparecían en color rojo y los corazones en negro.  Después de numerosas pruebas, los investigadores comprobaron que si pasaban las cartas con suficiente rapidez muy pocos sujetos percibían el engaño y que la mayoría dejamos pasar los errores más notables cuando nos dejamos llevar por la inercia.El estudio fue utilizado por el filósofo Thomas Kuhn para ejemplificar cómo la Ciencia consigue de vez en cuando descubrir una "pica roja" y cambiar radicalmente lo que pensábamos hasta ese momento. También es una de las perlas que recopila Pere Estupinyá en su libro "El ladrón de cerebros" (Debate) para mostrarnos  que "la ciencia de verdad, la revolucionaria, no pretende confirmar experimentalmente lo que ya suponemos, sino demostrar en qué andamos equivocados". Durante los últimos años, este bioquímico y divulgador catalán ha trabajado como guionista y editor del programa Redes, ha pasado un año hablando con los principales investigadores de EEUU y ha recopilado información sobre los avances más punteros de la Ciencia. Y muchos de estos investigadores están abriendo puertas que hasta hace muy poco permanecían cerradas o cuya existencia desconocíamos."No ha sucedido muchas veces en la historia", asegura el también autor del blog Apuntes científicos desde el MIT, "pero la gran revolución científica es cuando alguien te dice que todo lo que pensabas que era así, es falso". El fin de la teoría geocéntrica, la teoría de la Evolución de Darwin o la Relatividad de Einstein son los ejemplos que todo el mundo recuerda, pero la Ciencia más actual está plagada de investigaciones  que están dando esquinazo a nuestra intuición. Lo que Darwin nos había enseñado, por ejemplo, empieza a ser revisado en algunos aspectos, como el llamado "árbol de la vida" o las investigaciones en Epigenética que demuestran que ciertos rasgos se pueden heredar a través de las metilaciones del ADN. Por no hablar de los biólogos que apuntan que"el genoma humano no estaba completo" sin la información genética de los millones de bacterias que pueblan nuestro organismo y forman parte de lo que somos.No sabemos qué es la materia oscura, la Física cuántica ha cambiado la manera en que entendemos el mundo, empezamos a manipular el comportamiento de las neuronas con luz y somos capaces de crear monstruos de 8 cabezas en los laboratorios. "Y tampoco somos tan racionales como pensamos", asegura Estupinyà, quien recuerda que los piscólogos están descubriendo que muchas decisiones que creemos conscientes vienen predeterminadas por nuestra percepción. "El ladrón de cerebros" es una pequeña muestra de esto y mucho más. "Hay que rascar donde no pica", asegura Estupinyá para estimular la curiosidad de los lectores. Y, con más 400 páginas de anécdotas, datos y reflexiones, a alguno le acabará picando todo el cuerpo.