Situación crítica en el CSIC: paraliza todos los pagos para poder abonar las nóminas


  • En una carta enviada a los centros de investigación, el organismo explica que la situación de tesorería les obliga a suspender el pago de contratos como mantenimiento, vigilancia o limpieza, y la compra de equipamiento. Hace unas semanas la dirección adoptó medias de ahorro de luz y de agua por falta de dinero.

Situación crítica en el CSIC: paraliza todos los pagos para poder abonar las nóminas

Situación crítica en el CSIC: paraliza todos los pagos para poder abonar las nóminas lainformacion.com

Etiquetas

Sin ciencia no hay futuro

"En los últimos días el Tesoro todavía no ha ingresado las Transferencias Corrientes y de Capital del mes de mayo, ni del mes de junio". Así explica la secretaría económica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) la situación de tesorería de la entidad en una carta remitida a los centros de investigación. Como consecuencia, explicitan, y para asegurar el pago de las nóminas, la seguridad social y los impuestos, el organismo ordena paralizar los pagos a contratos de servicios y otros gastos derivados de su actividad.

"Esto significa que se paraliza el pago de los contratos de servicio (mantenimientos, vigilancia, limpieza…) y las certificaciones de obra, además de todos los pagos de compra de equipamiento", explica la carta. "Igualmente se dejarán de atender los compromisos asumidos a través de convenios y otros instrumentos jurídicos".

La carta, la que ha tenido acceso lainformacion.com, también pide a los centros que dejen de realizar cualquier gasto que no sea el de las nóminas hasta que se normalicen los ingresos de tesorería. "Esta SGAAE [Secretaria General Adjunta de Actuación Económica del CSIC] considera necesario que los órganos que tienen delegada la competencia no deberían comprometer ningún tipo de gasto, que no sea absolutamente imprescindible".

La medida se suma a una larga serie de recortes en el CSIC como consecuencia del tijeretazo presupuestario en I+D aprobado por el Gobierno. El pasado mes de abril, el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, envió una carta al personal de este organismo en la que pedía extremar la austeridad y elevar "al máximo" los ingresos, ya que calculaba la necesidad de una inversión adicional de 173 millones de euros.

En una carta remitida en mayo y publicada por lainformacion.com, el organismo pedía medidas extraordinarias como ahorrar en calefacción o fotocopias y cerrar durante quince días en agosto.